Fernando Cano Arturo Criado

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han presentado a primera hora de este martes las líneas maestras de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se enviarán a Bruselas y que llegarán el miércoles al Congreso de los Diputados. Los principales acuerdos cerrados entre el PSOE y Unidas Podemos incluirán fuertes subidas en buena parte de los impuestos.

Noticias relacionadas

De esta manera, según ha anunciado el vicepresidente segundo Pablo Iglesias los próximos PGE incluirán una subida en prácticamente todas las figuras impositivas. El primero en verse afectado será el impuesto de sociedades, limitando las exenciones por dividendos a plusvalías generadas en sociedades filiales.

También se subirá un punto para patrimonios de más de 10 millones de euros y se subirán tres puntos el IRPF para rentas del capital para más de 200.000 euros y dos puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros. Del mismo modo, se elevará al 15% la tributación para Socimis y se reducen las desgravaciones para planes de pensiones privados.

En la rueda de prensa de este lunes se ha anunciado además una subida del IPREM del 5%, la primera desde 2016 y la mayor desde su creación en 2004. Este es el índice de referencia para la concesión de ayudas, subvenciones o el subsidio de desempleo en España, por lo que su subida es clave para actualizar estas prestaciones.

Ingreso Mínimo Vital

El pacto también incluye un acuerdo para regular el precio de los alquileres en un horizonte temporal de cuatro meses y facilitar el acceso al Ingreso Mínimo Vital (IMV) y establecerlo mucho más allá del horizonte temporal de la pandemia de coronavirusSe fortalecerán las políticas de empleo con 2.000 millones de euros adicionales.

Según Iglesias, el primer eje de "justicia social" de este proyecto de PGE será el refuerzo a la atención a la dependencia. En este sentido, se aumentará en un 46% la aportación del sistema de dependencia, más de 600 millones y se incluirán más de 700 millones de fondos europeos para mejor la atención a las personas mayores. El objetivo es migrar hacia un modelo basado en la atención domiciliaria.

Del mismo modo, se va a reforzar el sistema de conciliación. Se destinarán 200 millones a educación infantil, 300 millones para igualar los permisos de maternidad y 200 millones para apoyar la conciliación a través de la contratación de cuidadores profesionales.

También, se ha anunciado un refuerzo de la igualdad en el acceso a la Educación Superior con 250 millones para becas universitarias.

Tanto el vicepresidente segundo como Pedro Sánchez justificaron estas subidas en su objetivo de mejorar la justicia fiscal y avanzar hacia una profunda reforma del sistema tributario. PSOE y Podemos creen que son presupuestos inaplazables e indispensables para la modernización de la economía. "Son presupuestos progresistas y que nuestro país necesita", han indicado.

Inversión en Educación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que se trata de unas cuentas que dibujan “un antes y un después de nuestro modelo económico”, pues orienta nuestra economía hacia las grandes transformaciones que necesita: transición ecológica, digitalización, cohesión territorial e igualdad. 

El objetivo, ha dicho, es “salir con ímpetu hacia adelante y salir juntos sin dejar a nadie atrás reduciendo las diferencias sociales, cohesionando a la sociedad y con igualdad de género real”. 

Sánchez ha explicado que la inversión en el sistema público educativo será de un 70% más, lo que se traducirá en la mayor partida de becas de la historia, con un incremento de 514 millones y con un plan de modernización de la Formación Profesional en cuatro años de 700 millones. 

Prevé también una apuesta por la I+D+i, que es “fundamental para dar el salto que nos permita crear empleo de calidad”. Desde el punto de vista público como privado, recibirá una inversión extraordinaria de 5.100 millones de euros. Un aumento del 80,1%. 

Además, Ciencia e Innovación tendrá un presupuesto de un 60% más y el de Transición Ecológica tendrá 11.535 millones de euros para políticas verdes que permitan cumplir con los objetivos de descarbonización.

Partidas por ministerios

Las partidas destinadas a Industria y Energía crecen en 5.700 millones de euros, mientras que las de Agricultura, Pesca y Alimentación se incrementan en 790 millones de euros. Además, en Cultura aumentará un 25%.

A Sanidad se van a destinar 3.064 millones, un 151,4% más. De ahí, 2.000 millones irán destinados a financiar la compra de vacunas y fortalecer la atención primaria. Por su parte, las partidas destinadas a vivienda crecerán un 365% más respecto a los actuales Presupuestos.