Semana clave para la evolución de la banca en bolsa de aquí a final de año. Tras la presentación de cuentas de Bankinter el pasado jueves, el resto de entidades rinden estos días cuentas al mercado. Y llegan a la cita con un potencial alcista medio del 20%, aún insuficiente para borrar las pérdidas del año, pero que podría ser el trampolín para nuevos consejos de compra si las cuentas del semestre, y sobre todo las previsiones, convencen al mercado.

Noticias relacionadas

Después de cinco meses de números rojos en sus cotizaciones, junio fue el primer periodo de rentabilidades positivas para el sector. Y, a no ser que esta semana cambie la tendencia, julio podría continuar la racha, con todos los bancos de momento en positivo, salvo Santander, que se deja un 1,8% en estas semanas.

La recuperación del sector está aún lejos de compensar el terrible primer trimestre bursátil vivido por estas entidades. De hecho, pese a recuperar más de un 35% desde los mínimos de mayo, los bancos cotizados aún acumulan una caída media del 40% en 2020. Una media que presiona a la baja el desplome del 68% de Banco Sabadell o del entorno del 50% que suman Unicaja y Liberbank.

Bankia da la campanada

La gran sorpresa de estas semanas la ha dado Bankia, con una recuperación fulgurante que permite al valor ‘limitar’ su caída en el año al 40%, por debajo incluso del 42% que acumula Banco Santander, por ejemplo. Aunque el desplome sigue siendo brutal, Bankia llega a su presentación de cuentas de este martes consolidando el euro por acción, algo que parecía prácticamente imposible hace meses.

Los rumores de fusiones en el sector vuelven a estar detrás de este impulso que, por otro lado, también tiene una parte negativa: como los analistas no han variado el precio objetivo de la entidad (1,17 euros) las recientes subidas limitan su potencial alcista al 3,5%. Lo mismo ocurre con Bankinter, con un potencial del 5% al situarse su precio objetivo en 4,89 euros tras dejarse un 29% en bolsa este año.

Todavía inferior es la capacidad de seguir subiendo de CaixaBank, con un potencial del 1,4% al situar los expertos su precio objetivo en 2,16 euros frente a los 2,13 euros en los que despidió la sesión del viernes. Aún así, sigue siendo el ‘mejor’ banco del Ibex con pérdidas del 23% y el único que también mantiene una recomendación de ‘compra’ del consenso de analistas, un hito solo alcanzado este año por Unicaja y Liberbank en el Mercado Continuo.

Son precisamente estas dos entidades las que elevan el potencial medio de revalorización del sector, con un 41% y un 43%, respectivamente, cada una. De hecho, de los 15 analistas que siguen a Unicaja ni uno solo recomienda ‘vender’.

Analistas en acción

Los analistas también otorgan un potencial del 30% para Banco Sabadell, al situar su precio objetivo en 0,43 euros por acción, desde los 0,33 que su gráfica ronda actualmente. Sin embargo, la cifra no es suficiente para recuperar casi el 70% de su valor que se deja en bolsa este año. Y mucho tienen que cambiar las cosas en las perspectivas que los directivos ofrezcan en los resultados que presentarán el viernes para que los analistas muevan ficha en su recomendación sobre la entidad.

El consenso sí se ha movido recientemente con mejoras de consejos sobre Santander y BBVA, especialmente en esta última, que ha recuperado bastante terreno desde mínimos hasta dejar su pérdida en el año en el 36%. Los analistas dan un precio objetivo de 3,59 euros al banco presidido por Carlos Torres, un 14% por encima de su cotización. Respecto a Santander, el potencial es del 25% con un precio objetivo de 2,68 euros por acción, desde los 2,14 euros en los que despidió la semana.

“Consideramos que la reacción de las cotizaciones dependerá en gran medida del mensaje que lancen las entidades sobre el ritmo de recuperación del negocio tras la vuelta a la "normalidad" y cierta guía para el segundo semestre del año”, indican los analistas de Renta 4 Banco.

Desde la firma mantienen una visión cauta sobre el sector, “a pesar de elementos positivos como la flexibilización de ciertos requisitos por el lado del capital, el efecto positivo en margen de intereses que será más evidente en el tercer trimestre de la TLTRO III, así como unos volúmenes sostenidos por el programa de avales del ICO”, indican.