El hedge fund Citadel Europe, del magnate floridano Kenneth C. Griffin, amplía su acecho hacia la banca española. Después de haberse convertido hace poco menos de un mes en el primer bajista que tomaba posiciones en Bankinter después de cuatro años libre de cortos, ha incrementado su apuesta contra el Sabadell hasta máximos históricos.

Noticias relacionadas

La inversión bajista de Citadel Europe abarca un 0,92% del capital de Banco Sabadell, lo que supone una apuesta de 17,1 millones de euros contra la evolución en bolsa del peor valor de todo el Ibex 35. En lo que va de año, el vallesano ha perdido un 68% de su capitalización, pero esto parece resultar aún poco castigo a los ojos de Griffin y su equipo de gestores.

Esta posición está ligeramente por encima de la que llegó a acumular en enero de este año, cuando marcó los que hasta ahora eran máximos históricos en el 0,9% del capital. A este 0,92% se ha llegado tras cuatro incrementos sucesivos de cortos, tal y como muestran los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A la espera de las cuentas

A principios de este mes, las apuesta de Citadel Europe en contra del Sabadell se quedaba en el 0,58% de su capital. Esta cota suponía un ligero descenso frente al 0,61% que había notificado anteriormente al supervisor. No obstante, este marcaje a la cotización del vallesano empezó en abril de 2019, fecha desde la que viene manteniendo con altos y bajos su inversión, a veces incluso por debajo del umbral del 0,5% que le saca momentáneamente de la lista de cortos de relevancia de la CNMV.

La hora clave para medir el acierto o desatino de Citadel llegará el próximo 31 de julio. Entonces será cuando el Sabadell dé a conocer sus cifras del primer semestre del año, que sin duda estarán marcadas por las provisiones contra posibles insolvencias e impagos crediticios de sus clientes. Junto con su paisano CaixaBank pondrán el punto final a la temporada de resultados del sector.

La posición bajista de Citadel en Bankinter es la primera que desde noviembre de 2016 rebasa el umbral del 0,5%, la cota que la CNMV considera relevante y a partir de la cual releva los nombres de los inversores cortos. El último bajista con nombre conocido en el capital del liderado por María Dolores Dancausa fue Arrowstreet Capital, que mantuvo su apuesta corta entre junio y noviembre de 2016.