Los bandazos de los mercados dejan oportunidades de inversión, pero algunos activos parecen descontar una vuelta a la normalidad más acelerada de lo que parecen señalar los datos macro. El director general en Iberia y Latinoamérica de BNY Mellon, Sasha Evers, advierte de este riesgo, especialmente en Wall Street.

Noticias relacionadas

El experto de BNY Mellon considera que los inversores se enfrentan a “una situación complicada” que contrapone “dos fuerzas que se están contrarrestando”: el arsenal desplegado por los bancos centrales frente a “la incertidumbre de cuándo y cómo se va a normalizar la situación”. En cualquier caso, subraya que el arrojo de las instituciones monetarias ha servido para “establecer un sentimiento más estable en el mercado”.

En este sentido, Evers considera que “las bolsas están descontando una recuperación bastante rápida”. Un pronóstico que no coincide con los de la entidad, puesto que se inclina más bien por una recuperación “más alargada” que tienda a U. “Posiblemente haya un poco de optimismo, sobre todo en la bolsa norteamericana”, concluye.

Por lo que se refiere a oportunidades de inversión, el experto apunta hacia “acciones de calidad, que tienen un balance sólido, que no tienen un alto nivel de endeudamiento, que tienen más visibilidad en sus ganancias y que históricamente hayan dado buenos resultados en entornos difíciles de crecimiento”. En este sentido, prefiere los sectores tecnológico, farmacéutico e incluso consumo discrecional o de bienes de consumo”.

En cuanto a la renta fija, Evers insiste en la calidad y selecciona emisiones corporativas con grado de inversión. En ‘high yield’ aconseja focalizarse en las calificaciones más altas, especialmente en los conocidos como ‘ángeles caídos’ recién rebajados a la nota crediticia ‘BB’.