La irrupción del coronavirus ha puesto del revés las guías y estrategias de inversión de muchas firmas del sector. La volatilidad de los precios enturbia un escenario ya de por sí complejo en todos los frentes de la economía. Luis Artero, responsable del área de banca privada de JP Morgan en España, charla con Invertia de sus preferencias de inversión y previsiones financieras en un momento en el que muchos inversores se muestran desorientados y presas del pánico.

Noticias relacionadas

Con una trayectoria profesional que en JP Morgan se remonta al año 2002, Artero cuenta con la ventaja de haber tenido que enfrentarse a otros episodios de crisis en los mercados. Aunque en esta ocasión el desencadenante es tan distinto como insólito, el banquero repasa cuáles son sus activos favoritos para invertir ahora mismo y en cuáles extremar la cautela.

-En estos momentos de incertidumbre económica, ¿hay realmente visibilidad de hacia dónde dirigir las carteras de inversión?

Nuestro equipo de estrategia y construcción de carteras está analizando tanto el potencial de recuperación de los beneficios empresariales en las distintas regiones como las valoraciones que están aplicando los mercados. El mercado está asumiendo que se podrá volver a la ‘normalidad’ en la actividad económica en un tiempo razonable, que no habrá rebrotes significativos de la pandemia -o que estos serán controlables- y que las medidas de estímulo monetario y fiscal serán suficientes o serán ampliadas.

-¿A qué indicadores hay que prestar atención para ver si ese guion se va cumpliendo?

Estos factores que el mercado ya está asumiendo son los indicadores principales a monitorizar en las próximas semanas. Las investigaciones realizadas en torno al Covid-19 son también importantes y, por lo tanto, prestaremos especial atención a los progresos en tratamientos y vacunas. Sin embargo, creemos que posiblemente la recuperación de las ganancias será más lenta de lo que el mercado espera, incluso si hay avances en el tratamiento de la epidemia.

- La industria española de inversión parece dividida actualmente entre los que aconsejan seguir en liquidez y los que prefieren lanzarse ya a cazar buenas oportunidades. ¿Por qué opción se decantan en JP Morgan?

Creemos que en el entorno actual hay mejores opciones antes que mantener altos niveles de efectivo. De hecho, dejando a un lado los mercados de renta variable, creemos que, con una perspectiva de inflación tan baja y con el apoyo masivo de los bancos centrales, los bonos gubernamentales y de alta calidad superarán en rentabilidad al efectivo.

Además, el coste de cubrir la divisa euro frente al dólar ha disminuido significativamente en los últimos meses, por lo que adoptar un enfoque global y no solo europeo a la hora de invertir en bonos es atractivo, ya que ofrece una oportunidad más amplia para obtener rentabilidades superiores a las ofrecidas por la liquidez.

Tenemos una mayor convicción en el potencial de recuperación económico y de beneficios de EEUU

Por otro lado, una mayor duración en las carteras aumenta la protección en un entorno económico como el actual y, de nuevo, podría ofrecer ventajas en relación con el efectivo.

Por lo tanto, la combinación de invertir en renta fija de alta calidad con una mayor duración y renta variable nos parece interesante, siempre teniendo en cuenta el perfil de riesgo del cliente

- En cuanto a la parte de renta variable, ¿considera que las grandes tecnológicas estadounidenses son aún una oportunidad?

Dentro de la renta variable norteamericana, actualmente estamos sobreponderados en el sector sanitario -más defensivo-, el tecnológico -de crecimiento- y el industrial -donde encontramos oportunidades atractivas de valoración. En este sentido, sí creemos en la historia de crecimiento secular de las compañías tecnológicas en EEUU, entre las que se encuentran compañías de gran capitalización. De hecho, recientemente redujimos exposición en el sector de comunicaciones en favor del tecnológico.

- En lo que toca a la renta fija, ¿son una opción las emisiones emergentes con tanta volatilidad e incógnitas macroeconómicas por resolver?

Este no es un activo en el que hayamos invertido todavía. A la hora de buscar rentabilidades superiores en renta fija, preferimos los bonos ‘high yield’ de EEUU. En ocasiones, la deuda de mercados emergentes está más sesgada hacia países más cíclicos como los latinoamericanos, tiene el riesgo de un dólar fuerte, es más sensible a la recesión global y al retorno a una posible escalada en la guerra comercial.

Los bonos gubernamentales y de alta calidad superarán en rentabilidad al efectivo

- Para terminar de regreso ‘a casa’, ¿hay algún sector a sobreponderar ahora mismo en renta variable europea?

Actualmente estamos posicionados a favor del sector sanitario europeo, el consumo básico y el industrial. Recientemente, bajamos nuestra exposición a sectores más cíclicos al reducir la exposición a compañías de mediana capitalización. No obstante, ahora estamos infraponderados en renta variable europea ya que en la actualidad tenemos una mayor convicción en el potencial de recuperación y de crecimiento futuro de beneficios en EEUU.