Los vigilantes del Ibex 35 pasan revista a sus componentes este jueves. El Comité Asesor Técnico (CAT) del índice celebra su última revisión del año. Aunque es habitual que en esta cita haya relevos y nadie cuestiona que Ence tiene un pie más fuera que dentro del selectivo, la dificultad para encontrar un reemplazo claro podría alargar los días de la papelera en el club de los pesos pesados de la bolsa española.

Noticias relacionadas

El paseo de Ence por la cuerda floja es innegable desde el pasado junio, como ya sonaba como firme candidato a abandonar el selectivo. Su continuado desplome bursátil ha dejado a la compañía papelera con una capitalización de 892,5 millones, que apenas supone un 0,15% del valor conjunto del Ibex 35. Un porcentaje que, a todas luces, se queda muy por debajo -a la mitad- del 0,3% que el CAT marca en sus normas de permanencia en el índice.

Sin embargo, los matices llegan al valorar su liquidez, tanto en términos de efectivo negociado como en ‘free-float’ o capital libre de circulación ajeno a las carteras de sus accionistas de referencia. Aunque en capitalización la condena a destierro es inapelable, la búsqueda de reemplazo se vuelve complicada porque pocos valores de fuera del selectivo son más líquidos que la compañía de energía y celulosa. El único candidato claro es Bolsas y Mercados Españoles (BME), y los analistas tienen sus dudas por las especiales circunstancias que rodean a la sociedad rectora de las bolsas nacionales.

"BME sale entre los mayores volúmenes negociados, pero es debido a la opa y la especulación desatada en torno a esta"

La especulación que se ha desatado en torno a una eventual guerra de ofertas por el control de BME ha disparado considerablemente la negociación de sus acciones y también sus precios. Tanto que sus 2.960 millones de euros de capitalización suponen un 0,5% de lo que marca actualmente el Ibex 35. Además, la entrada de oportunistas y especuladores ha disparado sus cifras de rotación de capital hasta cotas que la hacen merecedora de una plaza en el índice rey incluso más que a varios de sus actuales componentes.

AMENAZA DE EXCLUSIÓN

El problema llega al valorar que los días de BME como cotizada podrían estar próximos a su fin si la oferta pública de adquisición (opa) del grupo suizo Six llega a buen puerto. En el mejor de los casos, si esta oferta triunfa a medias o no llegan competidores, es previsible que los volúmenes y cotizaciones pudieran descender con fuerza y colocar al eventual relevo de Ence en una situación parecida a la de esta -salvando sus muchas distancias de salud financiera y de negocio- solo unos meses después.

La directora de análisis de Renta 4, Natalia Aguirre, es tajante: “Es cierto que BME sale entre los mayores volúmenes negociados, pero es debido a la opa. Y, a pesar de que hay valores que no cumplen el criterio mínimo de ponderación, no existen valores que sí lo cumplan y tengan un adecuado nivel de liquidez”. Una situación que la lleva a considerar que “no habrá cambios en la revisión de este jueves”.

El criterio lo comparten también los analistas de Bankinter, que señalan que “en esta ocasión, lo más probable es que el CAT mantenga sin cambios la composición del índice”. Una sentencia que justifican en tres motivos. Uno, que los volúmenes de Ence “son muy superiores” a los de compañías como Meliá HotelsCie AutomotiveViscofan o Indra. Dos, que los volúmenes de BME son “muy elevados, pero están influidos por la opa lanzada por Six”. Y tres, que “entre el resto de aspirantes (AlmirallSacyr Gestamp) no hay un valor con un volumen suficientemente significativo como para justificar un cambio”.

"El CAT debería hacer tres cambios o al menos dos y dejar de lado valores con menos de 2.000 millones de euros de capitalización"

Muy distinta es la opinión de Eduardo Bolinches, director de Bolsa Now, que considera que “el CAT debería hacer tres cambios o al menos dos” en esta última revisión del año. En su opinión, lo normal sería que los vigilantes del Ibex 35 “no quisieran saber nada de valores con menos de 2.000 millones de euros de capitalización”. Una cota que, además de Ence, incumplen Meliá, Mediaset España e Indra. Las dos primeras de esta terna son sus favoritas para el abandono, ya que se quedan por debajo de los estándares exigibles tanto en valor bursátil como en volúmenes de efectivo negociado.

La retirada de Meliá resulta más compleja para Bolinches, porque sí que consigue unas cifras de negociación superiores a algunas candidatas a la entrada. Su relevo llegaría con la automovilística Gestamp. Por lo que se refiere al grupo de medios, considera que el hueco debería llenarlo Almirall, pues los laboratorios farmacéuticos ocupan el puesto 33 en el ranking de volúmenes que observa el CAT. En lo que dice no albergar ninguna duda es en el relevo de Ence por BME, ya que espera que ser la número 21 de la tabla tenga más peso que las circunstancias que la han conducido hacia esta situación.

POSIBLES SORPRESAS

Desde Self Bank, el analista Andrés Aragoneses, considera que “es poco probable” que BME vaya a poder relevar a Ence en las circunstancias en las que se encuentra. Eso sí, recuerda que “tampoco es descartable”, como ocurrió en junio cuando el grueso del mercado daba por hecha la expulsión de Ence y al final la exiliada fue Técnicas Reunidas.

En un panorama en el que el experto de Self Bank dice “no tener claro” si habrá rotación por la ausencia de “un candidato claro que esté llamando con fuerza a las puertas del Ibex”, apunta como posibles relevos por capitalización a la constructora FCC y a la aseguradora Catalana Occidente, que duplican el umbral mínimo exigible de valor ubicado ahora en torno a los 1.700 millones. Sin embargo, ambas se topan con el obstáculo del ‘free-float’, que se queda en el 28% y 36% de su capital. Por este criterio, Vidrala sería la aspirante perfecta con un 66% de sus acciones susceptibles de rotación, pero “el volumen que mueve diariamente no es tal como para que se confirme su candidatura”.

"Vidrala sería la aspirante perfecta por 'free-float', pero el volumen que mueve no es tal como para que se confirme su candidatura"

El tándem que conforman FCC y Catalana Occidente se gana un puesto entre las señaladas como posibles relevistas por Aitor Méndez, analista de IG. Sin embargo, duda de que sus cifras sean suficiente argumento como para defenestrar a un Ence que está entre los 15 valores más líquidos de la bolsa española. Una circunstancia que, en su opinión, podría justificar la permanencia de la papelera incluso mejor que las de Indra o Meliá, con unos volúmenes de negociación que califica como “realmente bajos”. Una situación muy distinta a la que presentan Gestamp, Prosegur Cash y Sacyr, a las que presenta como corredores de fondo en la carrera por llegar al índice rey de la bolsa española.