La cadena NH Hotel ha formalizado el acuerdo alcanzado en enero con el operador inmobiliario europeo Covivio para la explotación de ocho establecimientos hoteleros emblemáticos con ubicaciones prime en Roma, Florencia, Venecia (dos hoteles), Niza, Praga y Budapest (dos hoteles), según ha informado la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del mercado de los Valores (CNMV). 

Noticias relacionadas

Tras la ejecución de un intensivo programa de inversión en capex de reposicionamiento financiado por Covivio, los ocho hoteles serán operados por NH Hotel Group bajo las marcas Anantara, NH Collection y NH. El total de los hoteles de cuatro y cinco estrellas aportarán 1.115 habitaciones de lujo al portfolio de NH. 

Seis de los hoteles, actualmente abiertos, pasarán por la fase de inversión de reposicionamiento; mientra que los otros dos acometerán reformas con apertura prevista a finales de 2020 (Florencia) y en el segundo semestre de 2021 (Niza). 

Hoteles que gestionará NH tras el acuerdo con Covivio.

Para ello, y mediante la adquisición por la sociedad de las compañías operativas con una inversión de 50,5 millones de euros, NH Hotel Group y Covivio han suscrito contratos de arrendamiento con renta variable mínima garantizada y duración inicial de 15 años prorrogable a opción de NH Hotel Group por un mínimo de 15 años adicionales. 

La cadena hotelera estima que esta transacción supondrá una contribución anual de Ebitda estabilizado en el entorno de 14 millones de euros. 

Planes de expansión

Con esta operación, NH continúa con sus planes de expansión adelante a pesar de la crisis turística provocada por la Covid y la incertidumbre que genera a medio y largo plazo. Tanto es así que a 30 de junio de 2020 tiene firmados un total de 32 nuevos hoteles (más de 5.000 habitaciones) para abrir (ocho más que hace nueves meses) con una inversión para 2021 que aumenta hasta los 20,2 millones de euros.

Una situación que sorprende por el contexto en el que nos encontramos, pero que el propio consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, explicó durante la última junta de accionistas cuando decidió abrir hoteles en plena pandemia. “Nos arriesgamos. Si hubiéramos mantenido una estrategia conservadora y de miedo no hubieran obtenido los ingresos de junio”, afirmó.

Algo que seguirá haciendo como queda plasmado en la presentación de resultados del semestre. “Una vez que superemos esta crisis seguiremos con nuestro proyecto y plan de expansión para posicionarnos en la gama alta. Tenemos 32 hoteles firmados en los próximos años y apostaremos por el posicionamiento de la marca Anantara”, afirmó.

Y todo ello a pesar de que la cadena hotelera ha registrado un descenso del 62,4% de sus ingresos en el primer semestre, hasta alcanzar los 309,3 millones de euros frente a 821,5 millones, motivado por el severo impacto de la pandemia sufrido en el segundo trimestre, donde los ingresos alcanzaron los 30 millones de euros, sin prácticamente ingresos en los meses de abril y mayo.

La cadena hotelera alcanzó unas pérdidas de 219 millones de euros frente a los 40 millones del primer semestre de 2019. Por su parte, el Ebitda recurrente reportado del Grupo en el semestre disminuye hasta 33,8 millones.