El negocio de las grandes hoteleras y aerolíneas españolas en el continente americano está sufriendo gravemente las consecuencias de la pandemia a su paso por la mayoría de países y regiones, donde los contagios se disparan. Este es el motivo por el cual la UE cerró sus fronteras con estos territorios al otro lado del Atlántico, impidiendo que muchos turistas europeos viajaran a Cuba, República Dominicana o EEUU. Todo ello ha dado de lleno en los planes de compañías como Meliá, Riu, Barceló o Iberia. 

Noticias relacionadas

Quizás la situación más delicada sea la de Meliá, que cuenta con un amplio porfolio en la zona. Concretamente, tiene 37 hoteles en América con la previsión de abrir dos más a partir de 2022 y cuenta con 35 en Cuba, donde alcanzaron los 39 en dos años. A día de hoy, ambas regiones suponen el 31,3% del total de los hoteles de Meliá (326). 

A la espera de la reactivación de este mercado una vez se vayan superando las consecuencias de la pandemia, en la región “tenemos actualmente abiertos 13 hoteles, y 2 más en Cuba”, aseguran desde la compañía dirigida por Gabriel Escarrer.

Cartera de hoteles de Meliá por regiones.

De momento, la opción que les queda es tirar del turismo nacional como muchas hoteleras están haciendo en España. “Ante la falta de conectividad aérea de largo radio y la situación del mercado estadounidense, prácticamente parado, la demanda hotelera en la región América es fundamentalmente doméstica, que funciona algo mejor en algunos destinos como México, Argentina, Perú, Brasil o Colombia”, reconocen fuentes de la compañía a Invertia. 

Un duro golpe para Meliá que comenzaba a recuperarse de los problemas ocurridos el año pasado en algunas regiones, como la campaña de noticias fake en República Dominicana y la invasión del alga sargazo en México.

Riu tira de turismo doméstico

En la misma situación está Riu. Al no contar con apenas turismo internacional, “el mercado local es el que está acudiendo a los hoteles que Riu ya ha abierto en la zona del Caribe”, señalan desde la compañía.

De hecho, aseguran que es “un mercado que está respondiendo muy bien en los distintos destinos e incluso superando las expectativas iniciales”. En total, en el Caribe han abierto 14 hoteles (7 en México, 3 en Jamaica, 2 en Punta Cana, 1 en Aruba y 1 en las Bahamas). 

Desde la cadena señalan que cumplen con las pautas que marca cada gobierno. En el caso de México, por ejemplo, donde Riu tiene un total de 20 hoteles, “el límite de ocupación lo marca el semáforo epidemiológico que han establecido las autoridades nacionales. Con ello, dependiendo del color del semáforo (rojo, naranja, amarillo o verde), el límite de ocupación es uno u otro, el cuál jamás se alcanza o rebasa”, explican a Invertia. 

Iberostar y Barceló

Pero Meliá y Riu no son las únicas cadenas con grandes intereses en el continente americano. De los 102 hoteles de Iberostar, un total de 43 establecimientos están en América. Y de estos, Cuba (con 17 hoteles) y México (con 11) son los países más importantes para la cadena. Le siguen República Dominicana (7), Brasil (3), Jamaica (3) y EEUU (2).

Hotel de Iberostar en Cuba.

Menor presencia tiene Barceló en estos destinos paradisíacos: en Cuba cuenta con tres hoteles y en República Dominicana tiene seis. En Latinoamérica tienen abiertos 17 de un total de 38, según fuentes de la compañía. 

Pero la película cambia en EEUU, donde cuenta con más de 110 hoteles a través de su filial Crestline Hotels & Resorts y un modelo centrado en la gestión de hoteles de terceros (en su mayor parte bajo terceras marcas como Marriott, Hilton y Hyatt). 

Problemas para Iberia

Con las fronteras exteriores de la UE cerradas, las aerolíneas apenas pueden operar vuelos de largo radio al continente americano. Fuentes del sector aseguran que "hay mucha preocupación" entre las compañía aéreas por esta situación. Iberia, por ejemplo, prácticamente apenas opera vuelos domésticos. 

Y es precisamente en este continente donde el holding que engloba a Iberia, IAG, tiene grandes expectativas de crecimiento, especialmente tras el anuncio de compra de Air Europa por parte de Iberia.

Airbus A320 Neo Iberia Omicrono

Con esta compra -aún pendiente de cerrarse y de las ayudas estatales- Iberia se come directamente a su principal competidor en América Latina y el Caribe, donde tiene puesto el punto de mira. En este mercado, la capacidad de IAG aumentó un 13,3% en 2019, incluyendo el impacto del primer año completo de operaciones de Level en París.

El mercado latinoamericano fue el que más creció el pasado año (+18,2%) alcanzando la cifra de 6,3 millones de pasajeros transportados -la gran mayoría a bordo de un avión de Iberia-. La compañía española cuenta con vuelos a Asunción (Paraguay), Cali (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Caracas (Venezuela), Quito (Ecuador), Lima (Perú), Santiago de Chile (Chile) y Río de Janeiro y São Pau (Brasil), entre otros.

Por su parte, en el mercado norteamericano IAG cerró el pasado año con 12,6 millones de pasajeros transportados en este continente, un 4,3% más. En total, el holding transportó 19 millones de pasajeros en el mercado americano en 2018, lo que supone el 16% de su tráfico.