Meliá Hotels ha registrado un beneficio consolidado de 121,7 millones de euros al cierre de su ejercicio en 2019, un 19,8% menos que un año antes. Unos resultados que la compañía achaca a las menores plusvalías y problemas en la región del Caribe, especialmente por la campaña de noticias fake en República Dominicana y la invasión del alga sargazo en México.

Noticias relacionadas

No obstante, Meliá confía en la recuperación de estos mercados. “Si bien hay algunos signos de recuperación, como demuestran la reactivación de las ventas de República Dominicana, la desaparición del sargazo en México y el cambio de tendencia ya patente hasta ahora en Canarias, vivimos momentos ciertamente complejos”, señala Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente Ejecutivo y CEO de la compañía.

A pesar de ello, (excluyendo las plusvalías) Meliá mantuvo sus ingresos recurrentes en el nivel de 2018, (1.789,5M€) y obtuvo un Ebitda de 470,9 millones de euros, tan solo un 2,3% por debajo del año anterior, según ha informado en un comunicado en la Comisión nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Impacto del coronavirus

En cuanto al coronavirus, la cadena mallorquina reconoce que “ha tenido, hasta el momento, un impacto moderado en las cuentas de la compañía, dado que el 100% de los cinco hoteles operativos son de gestión”; si bien el grupo mantiene una posición de cautela ante la evolución de esta alerta sanitaria. Meliá asegura tener un plan de contingencia global y se encuentra preparado para garantizar la seguridad y salud de sus clientes y empleados.

Con respecto a los efectos que está teniendo la incipiente extensión de la alarma por el Coronavirus Covid-19 fuera de China, la compañía ha acusado cierto impacto por la cancelación de algunos eventos MICE como el MWC de Barcelona, o algunos eventos en Milán. En cualquier caso, mantiene la prudencia en sus previsiones, ante la evolución que pueda tomar la gestión de la alerta por el Covid-19 y el impacto consiguiente.

Nuevos hoteles

La cartera de hoteles se situó en 326 (84.000 habitaciones) a diciembre de 2019. Durante el año, han abierto diez nuevos hoteles (2.147 habitaciones) en Francia, Italia, República Checa, Cuba, Colombia, China, Vietnam y Tanzania, todos ellos en contratos de gestión, con la excepción de dos que fueron en contratos de alquiler, en las ciudades de París y Milán.

Además, se desvincularon de 13 hoteles (2.055 habitaciones), principalmente en España y Brasil, tres de los cuales por la estrategia de rotación de activos.

Por otro lado, en un futuro la cadena prevé incorporar 62 hoteles y más de 15.000 habitaciones, de las cuales el 90% han sido firmadas bajo contratos de gestión y franquicias.

Previsiones

De cara a este 2020, Meliá prevé un inicio de año con retos importantes principalmente en el destino de República Dominicana, ante la ausencia del negocio MICE, por otro lado, asegura que se está viendo una ligera recuperación en México, destacando la región de Los Cabos.

En España, la cadena sigue con su tendencia positiva a pesar de la cancelación de la Mobile World Congress en Barcelona. “Para nuestros resorts de Canarias se está percibiendo cierta estabilización del negocio. En EMEA, las previsiones son de ligero crecimiento, a pesar de que algunos destinos estarán afectados por las reformas que estamos acometiendo en varios de los hoteles, como Reino Unido, Francia e Italia”, señalan.