El presidente de Lopesan, Francisco López Sánchez, ha defendido la importancia del sector turístico argumentando que “no es una actividad de de bajo valor añadido” (tal y como el ministre de Consumo, Alberto Garzón, aseguró), ni tampoco “síntoma de precariedad”. Así lo dicho durante su intervención en la cumbre empresarial telemática 'Empresas españolas liderando el futuro' organizada por la CEOE.

Noticias relacionadas

Por ello, cree que es necesario “acabar con la turismofobia” de algunas administraciones. En este sentido, ha destacado como su principal demanda la claridad en el mensaje desde las administraciones. “El Gobierno debe dar un mensaje claro sobre lo que aporta el turismo y debemos hacerlo con un plan de comunicación”, señala.

De no hacerlo así, habría consecuencias negativas para el sector. “Es el peor obstáculo con el que cuenta el sector turístico. La falta de claridad socava la confianza de operadores”, apunta, a la vez que indica que este es el momento de tomar medidas porque dentro de unos meses “puede que no haya solución”.

Asimismo, López Sánchez ha lanzado una batería de propuestas al Gobierno encaminadas a la recuperación del sector, como el apoyo al empleo con la prórroga de los ERTE hasta el 31 de diciembre, ayudas a las aerolíneas, rebajas de los impuesto indirectos para mejorar competitividad, reforzar nuestro presupuesto de comunicación de marca país y, por último, incentivar el turismo europeo.

“Entendemos que la sostenibilidad y la digitalización son importantes y deben de tenerse en cuenta. Desde aquí el apoyo del grupo Lopesan”, señalan desde la empresa turística, que reclama que “la inmediatez es la prioridad o no habrá nada que hacer”.