En los últimos días la actividad entre Iberia y los representantes sindicales de los distintos colectivos ha sido frenética. Las reuniones se han sucedido para buscar una solución que haga frente a la crisis provocada por el coronavirus y, finalmente, la compañía ha decido poner en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), según fuentes sindicales.

Noticias relacionadas

Dichas fuentes confirman a este medio que en la última reunión se anunció la decisión del despido temporal para la "mayor parte de la plantilla": personal de tierra, TCP, pilotos, mantenimiento, administración u otros puestos directivos. La decisión la confirma también el sindicato de tripulantes Sitcpla de cabina a través de su cuenta de Twitter. Desde Iberia aún no hay confirmación oficial; pero si aseguran que "se están barajando todas las opciones con los sindicatos"

“De momento no se sabe el alcance del ERTE”, aseguran fuentes del sector, las mismas que apunta a que en los próximos días Iberia comunicará a cuántos empleados afecta esta medida, que ya han tomado otras aerolíneas como Air Europa o Norwegian fruto del impacto en las cancelaciones y reservas que está teniendo la crisis del coronavirus. 

Por su parte, otra de las aerolíneas pertenecientes a IAG, British Airways, ha advertido de que la compañía tendrá que recortar personal, suspender rutas y dejar aviones en tierra debido a la pandemia del coronavirus. Aunque no ha especificado el alcance de los despidos, el consejero delegado de la compañía, Alex Cruz, ha explicado en un mensaje interno al personal que los recortes "quizás serán por un período corto o quizás a largo plazo".

Medida de Trump

La medida se toma como plan de choque tras las decisión del presidente del país, Donald Trump, ha prohibido los vuelos desde Europa durante los próximos 30 días. Y en Latinoamérica, Argentina también ha puesto en marcha la misma medida y Chile ha aplicará la cuarentena a los ciudadanos que procedan de países como España. Un duro golpe para el negocio de Iberia

Cabe recordar que IAG transportó 19 millones de pasajeros en el mercado americano en 2018, lo que supone el 16% de su tráfico. La importancia de este mercado reside en el potencial y las previsiones de crecimiento que, al menos durante este año, no se cumplirán.