A la espera de que el Gobierno lance algún paquete de medidas que ayude al sector aéreo a sobrellevar el aluvión de cancelaciones por el coronavirus, las propias aerolíneas comienzan a mover ficha y plantear ajustes de plantillas como ya hizo hace unos días Air Europa anunciando un ERTE.  

Noticias relacionadas

Así en las próximas 48 horas, se prevé que Iberia se reúna con el comité de la empresa (formado por CCOO, UGT, Sepla y Sitcpla) para poner sobre la mesa sus propias medidas. Medidas que podrían ir desde vacaciones sin remunerar hasta un ERTE, es decir, en línea con las políticas empresariales que se están tomando en muchas aerolíneas.

“Se trata de una situación lógica teniendo en cuenta que los aviones están parados”, según fuentes sindicales. De ahí que estos esperen en las próximas horas una serie de medidas de ajuste que, de momento, Iberia no ha confirmado ni ha hecho oficial. 

Por su parte, Ryanair ya anunció cortes continuos de horarios a medida que se modifican los patrones de reservas; asignación de vacaciones anuales y vacaciones no remuneradas a pilotos y tripulantes de cabina; contratación, promoción y congelación de salarios; y trabajo con los proveedores externos para reducir costes. No obstante, los sindicatos no descartan que las medidas vayan a más incluyendo despidos temporales; aunque confirman que en España "no se está reduciendo personal todavía". 

La low cost Norwegian cancelará más de 4.000 vuelos hasta finales de mayo e implementará suspensiones temporales de empleo de hasta el 50% de la plantilla como medidas para superar la crisis provocada por la expansión del coronavirus.

Esto supone que la aerolínea mantendrá en tierra el 40% de su flota de larga distancia y cancelará el 25% de sus vuelos de corto radio hasta finales de mayo

Pero la primera en anunciar medidas de esta tipología fue Lufthansa, que ofreció a sus trabajadores permisos sin sueldo con efecto inmediato dentro de un paquete de medidas para paliar el impacto económico que la extensión del coronavirus puede tener en su negocio, y que incluyen también la suspensión de nuevas contrataciones. La compañía ha tenido que reducir un 50% su capacidad. 

ERTE de Air Europa

Air Europa ha reunido este jueves a representantes de todos los sindicatos con presencia en los comités de sus 22 centros de trabajo en España para notificarles la apertura de Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causas excepcionales debidas a los efectos del coronavirus.

En un plazo máximo de siete días se constituirá la mesa negociadora. Las reuniones del período de consultas se llevarán a cabo durante 15 días. Air Europa cuenta en nuestro país con unos 3.600 trabajadores, tanto en vuelo, con tripulación de cabina y pilotos; como personal de tierra, mecánicos y otro personal auxiliar.

Desde el sindicato USO aseguran que "tratarán de minimizar al máximo las repercusiones en los trabajadores, buscando todas las alternativas posibles".

Crisis en el sector

La situación aérea es complicada. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), que aglutina cerca de 80 aerolíneas que vuelan en España, incluyendo nueve de las 10 de más tráfico, pide al Gobierno que adopte de forma inmediata un paquete de medidas de apoyo al sector aéreo ya que se han cancelado 4.400 vuelos para la segunda quincena de marzo.

Así, entre las medidas que piden destaca la implantación de medidas que ayuden a flexibilizar la distribución del trabajo a lo largo del año. Aquí se incluye la jornada irregular y distribución de disfrute de vacaciones como alternativa preferente, pero no excluyente, a la de la rápida aprobación de ERTE derivados de la caída de actividad y de duración temporal ligada al periodo en que se mantenga la excepcional situación existente.