MásMóvil volvió a liderar las portabilidades mensuales durante el mes de agosto, según los datos en poder las operadoras que deben ser confirmados por la CNMC y a los que ha tenido acceso este diario.

Noticias relacionadas

La particularidad es que por primera vez las cifras de la compañía amarilla incorporan los números de Euskaltel, tras integrarla desde mediados de julio en su estructura y adquirirla por 2.000 millones de euros más deuda.

De esta manera, las cifras a las que ha tenido acceso Invertia reflejan que MásMóvil (más Euskaltel) sumó 14.000 líneas móviles a su cartera mediante el procedimiento de portabilidad -las líneas que logra arrebatar a sus competidores-, solo superados por Digi que se adjudicó 25.000 líneas móviles.

De hecho, estas son las dos únicas operadoras que ganan líneas con lo que se abre aún más el abismo entre las nuevas compañías y las históricas. Y es que un mes más, Telefónica, Orange y Vodafone vuelven a dejarse un número relevante de líneas.

Telefónica se dejó en agosto 36.800 líneas móviles, Orange perdió 11.500 y Vodafone 23.300. En el caso de la operadora naranja este movimiento se ha producido en plena migración de los clientes de Amena a su marca principal: Orange.

Portabilidad fija

Respecto de los datos de portabilidad fija (líneas de internet en el hogar), MásMóvil ganó 15.000 líneas en agosto, frente a las 6.000 de Digi. Recordemos que la operadora de origen rumano ha comenzado este año a reforzar su estrategia comercial en fibra óptica y, poco a poco, empieza a ganar terreno.

De hecho, sus cifras están al mismo nivel de Orange, que sumó 6.000 líneas. En el caso de la compañía francesa, la diferencia entre altas fijas y móviles radica en la cantidad de paquetes convergentes sin televisión que se han logrado comercializar en segundas marcas como Jazztel.

Del lado de los que pierden líneas fijas en agosto tenemos a Telefónica con 24.400 menos y Vodafone con 13.000 de caída. En este punto se ha vuelto a sentir el efecto de los paquetes convergentes de bajo coste solo con internet y móviles y sin otros servicios como televisión.

La portabilidad total refleja el número de líneas netas que un operador ha arrebatado a sus competidores. Es el indicador que se conoce con mayor rapidez ya que es común a todas las operadoras, aunque es una fotografía parcial del comportamiento comercial de las telecos.

De esta manera, el número total de clientes ganados también incluye las altas que se realizan por otros canales y la suma de nuevos números. Movistar, Vodafone y Orange mejoran sustancialmente sus cifras al sumar el resto de canales de venta y de captación de clientes complementarios a la portabilidad.

Lucha de MásMóvil

Con todo y sumando todas las portabilidades, Digi y MásMóvil se disputan el primer lugar. De hecho, en agosto la primera sumó 31.000 altas nuevas, entre móviles y fijo, mientras que los amarillos llegaron a 29.000. Una cerrada lucha que se ha mantenido durante todo el año y que, por el momento, gana la operadora presidida por Meinrad Spenger por la mínima.

En cualquier caso, la lucha de MásMóvil es contra Orange y Vodafone y no contra Digi. La operadora de origen rumano crece de manera fulgurante, pero todavía con tres millones de clientes, lejos de los cerca de 10 millones que tienen los amarillos.

Como ya contó este periódico MásMóvil quiere ser el segundo operador móvil lo antes posibleLos datos de la CNMC hasta junio indican que en el mercado de líneas de banda ancha las dos operadoras suman un 16,1% de cuota, mientras que Vodafone llega al 20,2% y Orange al 24,5%. Telefónica se dispara en este apartado con un 37,1%.

Por su parte, en el mercado de líneas móviles MásMóvil y Euskaltel suman poco más del 19% del mercado por el 22% de Vodafone, el 23,3% de Orange y el 29,4% de Telefónica. Aquí las distancias son mucho más pequeñas entre las operadoras.

De hecho, la nueva empresa fusionada está a solo tres puntos y poco más de dos millones de líneas de alcanzar a Vodafone. Si se calcula que la nueva compañía puede ganar como mínimo una media de 50.000 líneas al mes, antes de fin de año podrían haber ganado otras 300.000 líneas.

Objetivos

Al cierre de junio MásMóvil tiene 9,7 millones de clientes móviles a los que se suman unos 200.000 de Euskaltel. Por su parte, Vodafone tiene 12,3 millones y Orange 12,9 millones.

La previsión es que a comienzos de 2022 la diferencia sea de menos de dos millones y que hacia final del próximo año las cosas estén más igualadas. Todo esto en previsión de que Vodafone y Orange sigan perdiendo clientes fruto de la guerra comercial.