Fernando Cano Elena Arrieta

Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil. Las cuatro grandes operadoras esconden sus cartas en la subasta de 20 MHz de la banda de 3,5 GHz, cuyo plazo de presentación de solicitudes expiró el pasado jueves.

Noticias relacionadas

Excepto Telefónica que confirma que participará aunque sin dar más detalles, las otras tres operadoras no hacen comentarios argumentando razones estratégicas. En el sector se indica que al menos las tres grandes participarán sin lugar a dudas, aunque sin ninguna confirmación oficial al respecto.

La banda de 3,5 Ghz se subastó en verano de 2018 por 437,65 millones de euros, pero continúa fragmentada en España y sin que las compañías de telecomunicaciones puedan sacar todo su rendimiento. Esta fragmentación se produce precisamente porque estos 20 MHz seguían en poder del Ministerio de Defensa

De esta manera, cuando se adjudiquen estos dos bloques (3.480-3.500 y 3.580-3.600 MHz) y los libere Defensa, se podrá comenzar el esperado reordenamiento. En la presentación de la Estrategia Nacional de 5G aprobada a finales del año pasado, el Gobierno indicó que su objetivo era completar este proceso en el primer trimestre de 2021.

Dentro de esta banda, Telefónica cuenta con 90 MHz, el 30% de la cuota de mercado, Orange 100 MHz, el 27% del mercado, Vodafone 90 MHz, el 25% y MásMóvil 80 MHz, el 10%.

5G de Vodafone

No obstante, excepto Vodafone, todas tienen sus bloques adjudicados de manera no continua, lo que perjudica el correcto despliegue y les impide utilizar todo el potencial de la nueva tecnología. De hecho, no es casualidad que la operadora británica fuera la primera en lanzar 5G en mayo de 2019.

Una vez asignado esos dos pequeños bloques de 10 Mhz cada uno, el Gobierno deberá proceder a reordenar toda la banda, de forma que las telecos tengan sus frecuencias agrupadas. El uso del espectro se hace así mucho más eficiente y aunque el Ministerio de Defensa tardará un tiempo en mudarse y en liberar esas frecuencias, las operadoras ya podrán conocer exactamente con qué espectro contarán en un futuro próximo y planificar mejor sus inversiones.

En cuanto a las condiciones de esta nueva subasta, cabe destacar que se establece un precio de salida de 21 millones de euros para cada uno de los dos bloques de 10 Mhz. 

Las concesiones tendrán una vigencia de 17 años (en lugar de los veinte años estandarizados de facto), hasta 2038, de modo que caducarán al mismo tiempo que las demás concesiones de la banda de 3.5 Ghz.

Esta subasta es además otra pieza para que tener todo el espectro a disposición de las operadoras antes del verano de 2021. Ello, para que coincida con la subasta de 700 MHz que deberá dar capilaridad y acceso a los edificios y zonas a los actuales despliegues comerciales.

Subasta de 700 MHz

En el caso de la subasta de 700 MHz, a mediados de diciembre el Gobierno publicó las principales condiciones de la subasta de 700 MHz, clave para el desarrollo del 5G, que espera realizar adjudicar antes de que termine el primer trimestre de este año. 

El texto que está sometido a consulta pública establece una subasta de ocho bloques diferenciados con un precio de salida inicial para todo el paquete de 1.170 millones de euros.  La cifra responde al interés de la Secretaría de Estado de plantear un precio no demasiado oneroso, pese a que el Gobierno incluyó en los Presupuestos de 2021 (PGE) una estimación de ingresos de 2.100 millones de euros.

Estos ocho bloques que se someterán a subasta no son idénticos. Se establece una concesión de 2x10 MHz; 4 concesiones de 2x5 MHz, en la banda pareada 703-733 MHz y 758-788 MHz, y tres concesiones de 5 MHz para comunicaciones solo descendentes en la banda 738-753 MHz.

Asimismo, el texto propone establecer un modelo de requisitos de cobertura de dos niveles: un primer nivel, obligatorio para los concesionarios de los bloques de 2x5 MHz, y un segundo nivel de requisitos adicionales para el bloque de 2x10 MHz.

En este sentido, el Ministerio ha buscado la asimetría como un mecanismo de dinamizar. El pago se realizará de una sola vez y las concesiones son de 20 años, pero sin prórroga.