Llegó el fin de semana y la menor actividad ha dado una tregua a los precios de la energía debido a la caída de la demanda, aunque los expertos ya han advertido que las subidas volverán a partir del próximo lunes.

Noticias relacionadas

El precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista bajará este sábado un 5,97%. De este modo, aunque seguirá en niveles muy altos para un mes de agosto, dará una tregua a la escalada de los últimos días en los que llegó a superar los 117 euros por megavatio hora (MWh). En concreto, este sábado se situará en los 110,14 euros/MWh.

El domingo seguirá con esta caída y el precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista caerá otro 8,74%, hasta los 100,51 euros/MWh.

El pasado viernes, el 'pool' eléctrico rozó su segundo precio más alto de la serie histórica, con un precio medio en el día de 117,14 euros/MWh. Pero como era de esperar la caída de la demanda de este sábado ha permitido reducir ese coste. Sin embargo, la ola de calor y la vuelta de las vacaciones volverán a encaminarnos hacia nuevos máximos a partir de la próxima semana.

De hecho, a pesar de la caída que se va a registrar en esta jornada, el precio de la luz se mantiene en niveles mucho más altos de lo habitual. Con respecto a hace un año, el nivel medio de este fin de semana multiplica por algo más de tres el de 2020 por estas mismas fechas.

Por franjas horarias, el 'pool' eléctrico registrará este sábado un mínimo de 91,2 euros/MWh entre las 17.00 y las 18.00 horas y un máximo de 123 euros/MWh entre las 22.00 y las 23.00 horas, con 123 euros/MWh, según datos de OMIE.

Mientras, el domingo experimentará un mínimo de 88,14 euros/MWh entre las 18.00 y las 19.00 horas, y un máximo 110,41 euros/MWh entre las 00.00 y las 01.00 horas, de acuerdo con la misma fuente.

De récord en récord

El año 2021 va a pasar a la historia como uno de los años en los que la luz va a registrar más récords. En enero, ya marcó uno, pero este verano ese rally se ha agudizado. Este agosto, el 'pool' ha pulverizado todos sus récords.

En los cinco primeros días de la pasada semana marcó una cifra máxima tras otra, con esa cota histórica, hasta ahora, del viernes 13 de agosto, de un precio medio diario de 117,29 euros/MWh.

Esta situación ha abierto un tenso debate político sobre cómo abaratar el precio de la electricidad. Y el Gobierno ha llegado a abrir la puerta a crear una empresa pública energética para gestionar las plantas hidráulicas, dando voz a una de las principales aspiraciones del socio de la coalición de Pedro Sánchez, Unidas Podemos.

Además, ha anunciado una nueva subasta de renovables para el próximo 14 de octubre para incrementar el peso de las energías verdes en la generación.

Sin embargo, los principales motivos de estas subidas son el incremento en los precios de los derechos de emisión de CO2 y del gas. El alza de estos costes, unido a la ola de calor -con su consecuente impacto en la demanda- ha disparado las tarifas.

Medidas insuficientes

Para tratar de paliar los efectos de la subida de la luz, el Gobierno aprobó el pasado 24 de junio un Real Decreto ley urgente para bajar los impuestos al suministro de energía eléctrica.

Una medida que debería tener un impacto en la factura de la luz de los hogares, los autónomos, las pymes y el resto de las empresas. En concreto, el Ejecutivo rebajó el IVA de la luz del 21% al 10% hasta finales de este año y la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica durante tres meses.

Sin embargo, esas medidas no van a ser suficientes para paliar los efectos en el recibo de la luz de los consumidores de los altos precios que está marcando el 'pool' eléctrico.

Así que, los consumidores deben estar preparados para afrontar en agosto la que será "la más cara de la historia", según ha advertido FACUA-Consumidores en Acción.

Esta asociación ha cifrado el encarecimiento en lo que va de mes en el 43,7% con respecto al mismo periodo del año pasado. Así, con las tarifas aplicadas del 1 al 15 de agosto, el usuario medio pagará 27,85 euros más que en agosto de 2020, cuando la factura final alcanzó en 63,77 euros y eso que la reducción del IVA supone un alivio de unos nueve euros en esa tarifa.