Sevilla

La zapatería Marypaz vuelve a vivir momentos complicados. La firma sevillana admite el "claro riesgo" de un nuevo concurso de acreedores, uno de los motivos que ha provocado el anuncio de un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE). Afectará a 90 trabajadores y a casi 50 tiendas repartidas por toda España. 

Noticias relacionadas

Así lo prevé Crocea Mors, empresa que se adjudicó la unidad productiva de la empresa sevillana en 2019. El grupo ha comunicado a la plantilla que el negocio atraviesa una situación económica "muy complicada". En el escrito, al que ha tenido acceso Invertia, Crocea reconoce que las ventas "no han hecho más que debilitarse"

La incertidumbre en el sector, el impacto económico de la Covid-19, la reducción de horarios y la limitación de aforos han sido algunas de las medidas que más han dañado su situación económica. Por ello, la dirección opta por adaptarse a una "estructura estrictamente necesaria" ante el "grave problema de rentabilidad y liquidez".

Ante esta situación, Marypaz ha optado por la reducción de la plantilla para "minimizar el riesgo de concurso" y "garantizar la supervivencia de la empresa". Fuentes de la plantilla consultadas por este periódico confirman que la empresa ya lo ha comunicado de forma oficial. La propuesta inicial habla de 90 despidos que afectará a casi 50 tiendas

Respecto a los establecimientos, la compañía sevillana propone el cierre de 19 puntos de venta que ya arrastraban problemas de rentabilidad antes de la pandemia y "no han hecho más que empeorar su situación". Además, otras 29 tiendas serán reestructuradas con el personal imprescindible para atender al público. 

Segundo ERE

Esta medida, el segundo ERE de la compañía en algo más de un año, supone que el número de trabajadores se reducirá a unos 300 en todo el país. Pese a su origen en Sevilla, la propuesta afectará centros de trabajo más allá de la provincia. Entre ellos, los situados en Madrid, Barcelona, Valencia, Pontevedra o Asturias.

Estos ajustes se suman a los aprobados en mayo de 2020. Tras el primer anuncio de la empresa, se constituyó la mesa negociadora con los sindicatos para iniciar las conversaciones entre ambas partes. Finalmente, se pactó un ERE que afectó a 131 empleados y a 33 tiendas.

Tienda de Marypaz, en una imagen de archivo.

En esas fechas, Marypaz ya alertaba de su situación de "claro riesgo de concurso" ante el impacto de la Covid-19. Por su parte, la plantilla se ha mostrado dispuesta a negociar pese a que temen que las reestructuraciones desemboquen en el cierre definitivo de la empresa. 

Entrada de Crocea 

Fue a finales de 2019 cuando Crocea Mors se hizo con la unidad productiva de Marypaz, entonces líder en la venta de calzado de mujer en España. La compañía se comprometió a mantener sus 125 tiendas, los 700 empleos y su sede en Sevilla, entre otras medidas. 
La firma sevillana afirmaba que la entrada de Crocea suponía la "continuidad de su actividad" y marcaba dos objetivos claros. "La consolidación de su red de tiendas y la continuación con el ritmo de crecimiento en ventas que se consiguió alcanzar durante el último año", señalaba en un comunicado el día que se anunció su entrada. 
La venta de la sevillana a Crocea fue autorizada por el Juzgado Mercantil número 2 de Sevilla ante la situación de concurso que atravesaba Marypaz. Fue la única oferta presentada para hacerse con la firma de zapatos cuyo administrador concursal era la consultoría PwC.
Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información