La Covid ha acelerado las ventas del canal online hasta tal punto que se ha convertido en un gran pilar en el modelo de negocio de las grandes empresas. Entre ellas, El Corte Inglés, que acaba de aprobar un plan estratégico con el que esperan duplicar el resultado con un Ebitda de 1.700 millones de euros y multiplicar la venta online hasta representar el 30% de la facturación del grupo.

Noticias relacionadas

Un objetivo muy ambicioso que se marca hasta 2026 y con el que igualaría en porcentaje de ventas a uno de los grandes gigantes en este campo, Inditex. A cierre de su ejercicio fiscal de 2020, el grupo textil disparó sus ventas digitales hasta los 6.612 millones de euros, un 77% más, hasta representar ya el 32% del negocio, frente al 14% en 2019. 

De hecho, la compañía fundada por Amancio Ortega también ha puesto el foco en el online. Hace algo más de un año Inditex anunció la inversión de 2.700 millones de euros hasta 2022 para acelerar su modelo de negocio, integrando venta presencial y digital. De hecho, su principal objetivo era conseguir el 25% de facturación a través de las ventas en Internet. Algo que ha conseguido antes de plazo. 

Otro grupo textil, Tendam, también está cerca en cuanto a objetivo de porcentaje. El ecommerce del antiguo grupo Cortefiel representa ya más del 20% de las ventas totales del grupo en España, en línea con las previsiones de la compañía y acercándola a su objetivo de multiplicar por tres las ventas digitales en los próximos tres años. 

Es cierto que la comparación con El Corte Inglés no se puede realizar al 100% puesto que los grandes almacenes no solo venden en el sector textil, sino que también venden a través de su web electrodomésticos, viajes o alimentación, entre otros muchos productos y servicios.

Objetivo del 30%

Aunque El Corte Inglés no ha desvelado qué porcentaje del objetivo del 30% de facturación online irá dirigido a sus diferentes divisiones, todo apunta a que el retail será la que más ventas aglutine, según presagian sus últimas cuentas. 

Si bien es cierto, en 2020 -año en el que registró pérdidas históricas de casi 3.000 millones- la compañía presidida por Marta Álvarez reconoce que consiguió paliar los efectos de la Covid en el negocio retail mediante la apuesta por el modelo omnicanal y la digitalización, que permite combinar el entorno online con la tienda física (estrategia parecida a la seguida por Inditex).

El impulso de los servicios de entrega en el día, recogida en tienda o clickc&car, así como la utilización de las propias tiendas como plataformas logísticas para la preparación y envío de pedidos, han resultado decisivos en la evolución del negocio. Además, uno de sus lanzamientos más exitosos el pasado año fue la app de la compañía con tarifa plana incluida (al más puro estilo de Amazon). 

Este proceso de digitalización incrementó el peso de la venta online hasta situarse en un 17,3% del volumen total del negocio de retail, lo que representa un incremento del 132% respecto al año anterior, según anunció la empresa.

Además, la compañía cuenta con otra gran baza. El tamaño de sus 93 centros comerciales es suficientemente grande como para hacer frente a pedidos tanto desde el interior de las ciudades como en la periferia. Modelo que completan los 177 Supercor de la compañía y la alianza que sellaron con Correos.