Los grandes almacenes se preparan para dar un paso más en el proceso de reordenación y transformación que está llevando a cabo su consejero delegado, Víctor del Pozo. La compañía pretende que su conocida tarjeta se pueda utilizar en cualquier gran superficie o comercio para fraccionar el pago de las compras, según ha informado Expansión.

Noticias relacionadas

La financiera del grupo, controlada al 51% por Grupo Santander, planea extender el radio de acción de esta tarjeta fuera del ámbito de los grandes almacenes y sus filiales. Las fuentes de El Corte Inglés consultadas por Expasión sostienen que "se trata de una posibilidad en estudio y que todavía no hay nada cerrado".

Actualmente la tarjeta creada en 1996 sólo permite aplazar o financiar compras en establecimientos del grupo, incluidos Sfera, Bricor y Viajes El Corte Inglés, y algunas gasolineras adheridas a los grandes almacenes.

La función principal que tiene esta tarjeta es aplazar las compras en los establecimientos mencionados anteriormente hasta 60 días sin intereses. Dichas compras se cargan en la cuenta bancaria del titular el último día del mes siguiente.

Los descuentos habituales que ofrece el grupo también están presentes en la tarjeta donde se ofrece promociones de financiación a tipo cero o a tipos muy competitivos a 12 meses, especialmente en productos de electrónica.

Desde 2018, la financiera comercializa entre los titulares de la tarjeta un préstamo para la adquisición de cualquier producto, sea o no de El Corte Inglés (hipotecas excluidas), que mueve unos 250 millones anuales.

Supermercados Sánchez Romero

La última gran operación llevada a cabo por El Corte Inglés fue la adquisición del 100% de la cadena de supermercados Sánchez Romero. El objetivo es consolidar a la firma que preside Marta Álvarez como referente en las compras de alimentación premium.

Una operación en la que el grupo ha contado con el asesoramiento de Deloitte y Santander Investment Banking, mientras que Sánchez Romero ha estado asesorado por Alantra.

Justo antes del anuncio de esta compra, los grandes almacenes también cerraron la fusión de su agencia de viajes con Logitravel. Una unión que dará lugar al mayor operador turístico de España.