Movimiento de calado en el sector de la alimentación. El Corte Inglés se ha hecho con el 100% de la cadena de supermercados Sánchez Romero. El objetivo de la operación es consolidar a la firma que preside Marta Álvarez como referente en las compras de alimentación premium. Un paso más en el proceso de reordenación y transformación que está llevando a cabo su consejero delegado, Víctor del Pozo. 

Noticias relacionadas

Con esta operación El Corte Inglés sumará los diez establecimientos que Sánchez Romero tiene en la ciudad de Madrid, e incorporará unos 9.000 metros cuadrados de superficie de ventas. También se hace con la plataforma de distribución, que cuenta con 4.000 metros cuadrados. 

En una nota de prensa, los grandes almacenes explican que buscan ofrecer "una propuesta comercial ampliada, diferenciada y capaz de incorporar los mejores productos y las últimas innovaciones del mercado". 

El negocio 

La operación tiene importancia puesto que el segmento premium de alimentación es una de las líneas de negocio que más ha crecido en las cuentas de El Corte Inglés, y del sector de la distribución en general. 

Sánchez Romero cuenta en estos momentos con 419 empleados y cerró el ejercicio 2020 con una cifra de negocios de 61 millones de euros, así como un ebitda de 6,2 millones de euros. Además, el actual responsable de la firma, Enric Ezquerra, seguirá ligado a la misma, según explica El Corte Inglés. 

Según el diario Expansión, que ha adelantado la información, El Corte Inglés se ha impuesto en una puja a otras grandes cadenas del sector como la francesa Carrefour. Una operación en la que El Corte Inglés ha contado con el asesoramiento de Deloitte y Santander Investment Banking, mientras que Sánchez Romero ha estado asesorado por Alantra. 

El anuncio de la compra de Sánchez Romero llega después de que El Corte Inglés haya cerrado también la fusión de su agencia de viajes con Logitravel. Una unión que dará lugar al mayor operador turístico de España.