Después de meses de negociación en los que parecía que los flecos se podían enquistar, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los dirigentes de patronal y sindicatos firmaron este jueves el acuerdo sobre la primera fase de la reforma de las pensiones. Un texto que permitirá asegurar la revalorización según el IPC de estas prestaciones para los jubilados españoles

Noticias relacionadas

¿Significa esta medida en particular más gasto? Ni Sánchez ni José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, han tocado este asunto, pero sí tienen claro que “nuestro sistema público de pensiones es totalmente viable y totalmente sostenible”.

Durante el acto de firma del acuerdo, celebrado este jueves en los jardines de La Moncloa, el presidente del Gobierno, además, ha hecho hincapié en que este pacto supone el décimo pacto del Ejecutivo con los agentes sociales desde que la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos iniciara su andadura, a principios de 2020. Y ha dado, en varias ocasiones, al "enhorabuena" al ministro Escrivá por haber sacado adelante unas negociaciones "duras" y en las que no ha faltado la tensión. 

Sánchez ha destacado la necesidad de la reforma por el "gran desafío que supone la generación del baby boom", concretamente su jubilación. Ha destacado parte de su contenido, como la nueva fórmula de revalorización de las prestaciones, las medidas para acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal y las transferencias por valor de 22.000 millones de euros para cubrir gastos impropios de la Seguridad Social. 

En los agentes sociales hay satisfacción sobre la reforma pactada. Sobre en los sindicatos, que celebran que cuando la reforma haya superado los trámites parlamentarios se habrán derogado las medidas aprobadas por el Partido Popular en 2013. Tanto Unai Sordo (CCOO) como Pepe Álvarez (UGT) han destacado la supresión del factor e sostenibilidad

Factor de sostenibilidad

Sin embargo, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, no celebró esta pata del acuerdo. "Que se siga manteniendo algo parecido al factor de sostenibilidad es fundamental", ha indicado Garamendi, aunque también ha valorado el pacto, puesto que "genera confianza en los inversores de España".

El factor de sostenibilidad será susituido por un factor de equidad intergeneracional, que se comenzará a negociar en próximas fechas y que se incluirá, a través de enmiendas, en la tramitación parlamentaria de la reforma de las pensiones en noviembre. 

De hecho, este martes Escrivá, en TVE, ha desvelado que este mecanismo podría generar un reducción de la pensiones de los baby boomers si no aumentan su vida laboral media. Consultados por esta cuestión, tanto Sordo como Álvarez han mostrado su oposición a esta fórmula y han insistido en que todavía no se les ha puesto ninguna propuesta sobre la mesa. 

Por otro lado, los agentes sociales admiten que todavía por negociar, además del factor de equidad, una segunda fase de la reforma y las cotizaciones por ingresos reales de los autónomos, asuntos en los que que los acuerdos "no van a ser sencillos. Ni por la parte empresarial ni por la parte sindical", ha alertado Pepe Álvarez.