Ferrovial ha llegado a un principio de acuerdo con los propietarios de la autopista texana SH-130. Eran dos los litigios que tenía la compañía presidida por Rafael del Pino por reclamaciones presentadas por los socios actuales de la sociedad concesionaria: uno, ante los tribunales de Texas, contra sociedades de Ferrovial, Cintra y Ferrovial Construcción; otro, un laudo ante la Corte Internacional de Arbitraje (CCI), contra sociedades de Ferrovial Construcción.

Noticias relacionadas

Según ha reconocido Ferrovial en la última presentación de resultados semestrales, “ambos litigios se encuentran suspendidos, habiendo alcanzado demandante y demandadas un principio de acuerdo en el marco de una mediación”.

Ese acuerdo supondrá para Ferrovial un gasto adicional de 17,4 millones de dólares (14,7 millones de euros), que fue registrado en las cuentas a junio de 2021. La contribución total de Ferrovial a este acuerdo sería de 42,4 millones de dólares (35,8 millones de euros). Lo reclamado por la concesionaria, que afectaba a la constructora española, alcanzaba los 119 millones de euros.

La disputa

A finales de 2020, la división de Construcción de Ferrovial tenía abiertos 75 litigios. La mayor parte estaban relacionados con defectos en la construcción de las obras llevadas a cabo y a reclamaciones de responsabilidad civil. La provisión hecha ascendía a 104 millones de euros.

El arbitraje referente a la autopista SH-130 había arrancado el 9 de marzo de 2020. La pandemia hizo que se suspendiera temporalmente. Tras reanudarse en agosto, estaba previsto que la resolución estuviese lista en el primer trimestre de 2021.

Todo comenzó cuando la sociedad concesionaria de la autopista (SH-130 Concession Company) presentó un requerimiento para someter a arbitraje una disputa contra la sociedad constructora de la vía: Central Texas Highway Contractors. Esta estaba integrada por Zachry Industrial y Ferrovial Agroman (ahora Ferrovial Construcción).

La causa de la disputa fue que había vicios y defectos en la construcción. Algo que era visible sobre todo en el paquete de firmes de la autopista, según la sociedad concesionaria. Ferrovial consideraba, en su Memoria 2020, que lo hacía de “forma genérica y sucinta”.

No lo veía así SH-130 Concession Company, que cifró en 130 millones de dólares (unos 106 millones de euros) esos daños. De esa cantidad, la mitad serían imputables a la participación de Ferrovial.

Posteriormente, la compañía estadounidense presentó una nueva reclamación. En este caso, por 161 millones de dólares (unos 131 millones de euros). Sumando ambas, la cifra llegaba hasta los 291 millones de dólares (239 millones de euros). De esta manera, lo que pretendía era subsanar y reparar los daños reclamados. De esa cantidad, 145 millones de dólares (119 millones de euros) serían atribuidos a Ferrovial.

La compañía a los mandos de Rafael del Pino presentó el escrito de Defensa. Después de esta acción, la cantidad se rebajó a 280 millones de dólares (230 millones de euros). De nuevo, la mitad correspondería a la firma española.

Finalmente, las partes han llegado a un acuerdo. Ferrovial, que había provisionado 20 millones, acabará desembolsando un poco más de 35 millones.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información