El presidente y consejero delegado de Sacyr, Manuel Manrique, avanzó en la junta general de accionistas de la semana pasada el Plan 2021-2015 que incluye el objetivo de reducir al máximo la deuda corporativa “al mínimo, incluso hasta desaparecer”.

Noticias relacionadas

En la call con inversores posterior a la presentación de los resultados del primer trimestre de este jueves, el directivo ha especificado que espera disminuirla en 300 millones de euros antes de que finalice el año, es decir, de los 991 millones a cierre de marzo a “una cifra que empiece por 6 y cuanto más bajo sea el siguiente número, mejor”. “En 2021 y 2022 va a haber una reducción de deuda muy importante”, ha confirmado Manuel Manrique.

Para ello, Sacyr trabaja en cinco vías o fuentes por las que llegará esta reducción de deuda corporativa, sobre todo en 2021 y 2022. Estas son una operación de financiación verde, los flujos operativos de la división Ingeniería y servicios, los excedentes de los dividendos de concesiones, la gestión activa de la participación en Repsol y alguna otra operación de financiación verde de menor importe que está estudiando la compañía vinculada a la división de Servicios.

150 millones ‘verdes’

De este objetivo inicial de reducir 300 millones la deuda neta con recurso este año, la principal vía será una operación de financiación verde. El objetivo es asociar la deuda de proyectos de servicios medioambientales a los propios ingresos que genera la actividad. La compañía espera obtener recursos por valor de 150 millones de euros y destinarlos a reducir la deuda con recurso del grupo. “En el próximo trimestre daremos las especificaciones de este proceso”, ha explicado el presidente.

En cuanto a los excedentes de dividendos de concesiones, el director general financiero de Sacyr, Carlos Mijangos, ha explicado que “el presupuesto inicial del año las distribuciones de concesiones serían suficientes para asumir las contribuciones de equity, pero como algún proyecto se ha retrasado un poco y las contribuciones van a ser menores nos va a dejar 20-30 millones de euros de caja positiva a disposición del grupo”. Los 110-120 millones restantes saldrán de las otras tres vías marcadas por la empresa.

Sacyr pretende dar un mordisco de 300 millones de euros o más a la deuda corporativa este año y mantener ese ritmo en 2022. Manuel Manrique ha afirmado que la reducción en el próximo ejercicio “será muy significativa, pero todavía tenemos que cuantificarlo”.

Crecimiento a doble dígito

La compañía ha presentado este jueves un aumento en el beneficio antes de impuestos del 17% en los resultados del primer trimestre del año hasta alcanzar 194 millones de euros. Preguntado el presidente por si mantendrían este ritmo en los periodos venideros, ha señalado que “nuestro presupuesto más o menos dice eso, incluso un poco más, pero se puede contar con ese entorno”.

La línea marcada por la compañía pasa por la buena evolución de sus negocios y el acierto de su modelo empresarial, que tiene un marcado carácter concesional. De hecho, Sacyr Concesiones ha obtenido una cifra de negocios de 289 millones de euros (+6%) y su Ebitda ha crecido un 24% hasta 104 millones de euros.

Este negocio podría crecer aún más en breve si, como todo parece indicar, Sacyr se adjudica en las próximas semanas un contrato de explotación de varias carreteras en Italia valorado en 2.000 millones de euros, una vez que el Tribunal Supremo del país transalpino ya ha confirmado la revocación a su rival de esta concesión.

Manuel Manrique, ha adelantado que, tras esta última decisión judicial, previsiblemente el consorcio al que pertenece Sacyr se adjudicará este contrato. "El Consejo de Estado, que es el equivalente al Tribunal Supremo español, ha sacado al otro licitante del concurso, quedando solo nosotros, por lo que previsiblemente seremos adjudicatarios; lo lógico es que sea pronto", ha asegurado.

Sacyr acude al concurso a través de un consorcio en el que tiene una participación del 49% y la italiana Fininc posee el otro 51%. Según la documentación de la licitación, el valor del contrato para la concesión, que incluye varios tramos de la A21, la A5 y la circunvalación de Turín, asciende a 2.022 millones de euros.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información