El Grupo ACS ha confirmado su interés por hacerse con la red de autopistas de Atlantia en Italia, que gestiona la sociedad Autostrade per l’Italia (ASPI) de la que controla el 88% de su capital. De lograrlo, en solitario o con socios, alcanzará una cartera de casi 13.000 kilómetros en carreteras bajo concesión por medio mundo.

Noticias relacionadas

La compañía española remitió una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en la que ratificaba que había enviado una carta al Consejo de Administración de Atlantia en la que manifiesta su “interés en participar, junto con otros posibles inversores entre los que se encuentra la Cassa Depositi e Prestiti, en la possible adquisición de la participación de esa compañía en ASPI (Autostrade per l’Italia SpA) con un valor de entre 9.000 y 10.000 millones de euros”.

A los 3.000 kilómetros de carreteras de peaje en Italia que gestiona ASPI, la mayor del país, habría que sumar 1.103 kilómetros en la cartera de Iridium, filial de concesiones 100% de ACS, y los casi 9.000 de Abertis, de la que el grupo presidido por Florentino Pérez posee un 50% (un 30% a través de ACS y otro 20% a través de Hochtief) y Atlantia el otro 50%.

Por un lado, Iridium suma más de 1.100 kilómetros de autopista de peaje bajo gestión en Argentina, Canadá, España, Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos. De Portugal salió el año pasado con la venta de su última autopista a la francesa Vauban. En total, una inversión agregada superior a los 14.100 millones de euros, según los datos del informe anual del Grupo ACS relativo a 2020.

El presidente de ACS, Florentino Pérez.

Por otro lado, Abertis. Desde que Autopistas, Concesionaria Española S.A. (ACESA), germen de la actual compañía, inauguró la primera autopista de peaje de nuestro país, Montgat – Mataró, en julio de 1969, ha crecido hasta asumir la gestión de en torno a 8.700 kilómetros de vías de alta capacidad 16 países de Europa, América y Asia. En concreto, está presente en España, Francia, Chile, Brasil, Italia, Puerto Rico, México, Argentina, Indica, Colombia, Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Croacia y Hungría.

El negocio de los peajes

A pesar de que la pandemia ha provocado una gran contracción de la movilidad, el Grupo ACS confía en el negocio de la concesión de autopistas a largo plazo. En los resultados de 2020 ahí está el impacto negativo en los resultados anuales del grupo al reducir su aportación en 280 millones de euros al caer sus ingresos un 24%.

La división de Concesiones tuvo un resultado negativo de 1 millón de euros en 2020, tras la caída de la contribución de Abertis, compensada parcialmente por la aportación de 33 millones de euros de Iridium.

Sin embargo, los números en un ejercicio normal son muy diferentes. En 2019, Abertis logró un beneficio neto de 1.100 millones de euros e Iridium de 80 millones de euros. Las concesiones italianas de ASPI generaban unos ingresos cercanos a los 4.000 millones de euros anuales antes de la pandemia.

Con parte de los 4.900 millones de euros que ingresará por la recientemente anunciada venta de Cobra a Vinci, el propio presidente explicó el 6 de abril durante la presentación de la operación a los analistas su intención de crear un gran grupo europeo de infraestructuras. Ahí ya mencionó las autopistas italianas, solo dos días antes de que el diario económico Financial Times publicara la oferta de 10.000 millones de euros.

Una de las autopistas que Atlantia controla en Italia a través de Autostrade. Autostrade (Atlantia)

No obstante, Florentino Pérez aseguró que cualquier movimiento en ese sentido tendrá que contar siempre "con los deseos del Gobierno italiano", ya que es el primer interesado en adquirir las autopistas tras un acuerdo que obligó a Atlantia a ponerlas en venta tras el derrumbe de un puente en Génova en el verano de 2018.

El Ejecutivo italiano ya ha remitido su oferta definitiva, junto con los fondos Blackstone y Macquarie, que ahora está analizando Atlantia. En caso de no tener éxito, la compañía española podría comenzar las negociaciones para plantear distintas posibilidades que culminen con la operación.

Crecer y crecer

Llegue a buen puerto o no la oferta por ASPI, Florentino Pérez admitió que ya ha recibido otras ofertas encaminadas a la creación de este gran grupo de infraestructuras. "Si es con nuestros amigos italianos, encantados, si no, lo haremos con otros interesados", aseguró.

De momento, el año pasado Abertis siguió adelante con su plan estratégico de expansión internacional invirtiendo en nuevas concesiones. Dos grandes operaciones: la compra del 51,3% de la mexicana Red de Carreteras de Occidente (RCO) por un importe de 1.500 millones de euros y la adjudicación de Elizabeth River Crossing en Hampton Roads, una de las vías más transitadas del estado de Virginia (Estados Unidos) por 1.000 millones de euros.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información