Abengoa ya tiene administrador concursal. EY, la consultora elegida por la Justicia para hacerse cargo del proceso, ha designado a Guillermo Ramos como responsable de pilotar los destinos de la matriz del grupo andaluz, que se declaró en concurso de acreedores el pasado 22 de febrero.

Noticias relacionadas

Ramos tiene una larga experiencia en procedimientos concursales, incluso en la misma Abengoa. En febrero de 2019 se hizo cargo del concurso de Abengoa PW I Investments y en marzo del mismo año asumió el de Abengoa Bioenergía, dos filiales de la empresa de energía e infraestructuras.

El abogado también ha estado al mando de otros procedimientos concursales como Águila Cátering, Simosa, Abencor Suministros o Gestores de Estaciones Low CostGuillermo Ramos es socio responsable de la práctica de Insolvencia de EY Abogados y es el representante persona física de EY Abogados, que es la consultora designada como administradora concursal.

El Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla (Sección Tercera), una vez recibido el oficio de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de fecha 25 de marzo, donde se comunicó la terna de entidades propuestas para el nombramiento como administrador concursal de la compañía andaluza, dictó auto de fecha 26 de marzo por el que designó a Ernst & Young Abogados, S.L.P. como administrador concursal de la sociedad.

Como representante persona física, Ramos tendrá como principal objetivo valorar las opciones de rescate que Abengoa tiene sobre la mesa y priorizar el pago a los acreedores de la compañía.

Concurso de acreedores 

La de Abengoa fue la segunda mayor suspensión de pagos de la historia de España, con deudas por valor de 6.000 millones de euros. Su concurso de acreedores queda solo por detrás del de Martinsa Fadesa, que sumó más de 7.100 millones en 2008. La compañía emplea a 14.000 trabajadores, 2.500 de ellos en España.

El Consejo de Administración de Abengoa decidió el pasado 22 de febrero acogerse al concurso de acreedores horas después de que la banca acreedora anulara el proceso de reestructuración de su deuda.

"Se ha tomado la decisión de solicitar la declaración de concurso voluntario de Abengoa. Al concurrir los supuestos de hecho previstos en la legislación concursal y considerando que esta medida es la más adecuada para salvaguardar los intereses de la Sociedad y de todos los acreedores. La solicitud ha sido presentada hoy en el juzgado competente de Sevilla", indicó la compañía en una nota remitida en ese momento a la CNMV.

"El Consejo de Administración, siendo consciente de la compleja situación y de las cada vez mayores dificultades para alcanzar una solución que satisfaga a todos los grupos de interés con posiciones, hasta ahora, enfrentadas, sigue comprometido en buscar alternativas para evitar la inviabilidad de las sociedades filiales que desarrollan la actividad del grupo y, con ello, preservar el empleo y tratar de minimizar la pérdida de valor, objetivo para el cual se solicita a todos aquellos que tienen intereses en la sociedad y su grupo la máxima colaboración para tratar de evitar perjuicios definitivos", señaló.

La compañía anunció ese mismo día que no pudo conseguir los 20 millones de euros que en su día prometió la Junta de Andalucía ni una nueva prórroga para seguir intentando conseguirlos, la clave para cerrar la refinanciación acordada por la compañía con sus acreedores.

Rescate de Abenewco 1

Esto generó que la banca acreedora anulara el proceso de reestructuración de su deuda y empujara a la compañía a una situación crítica, con un nuevo concurso de acreedores y la quiebra sobre la mesa.

Un mes después, Abengoa presentó un nuevo plan de reestructuración que implicaba la solicitud de 249 millones de euros a la SEPI para rescatar Abenewco 1, la filial que agrupa los activos más importantes de la compañía y que no se encuentra en concurso.

Al mismo tiempo, esta sociedad anunció negociaciones para la entrada del fondo Terramar al capital de Abenewco 1 aportando 200 millones de euros (150 en préstamos y 50 en capital) para quedarse con el 70% de la filial. Luego de sanear esta compañía, Abengoa pretende sustituir a la actual matriz por esta sociedad rescatada desde la que se articulará todo el holding en el futuro.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información