Desde que BBVA y Banco Sabadell rompieran las negociaciones para su fusión, los rumores sobre el futuro de la entidad comandada por Josep Oliu han sido constantes, desde la venta de activos como su filial británica TSB o su unidad mexicana, a las alianzas internacionales para seguir su camino en solitario en España, pasando por la propia recuperación de las conversaciones con BBVA. 

Noticias relacionadas

Con el banco inmerso en la elaboración de un nuevo plan estratégico que dará a conocer al mercado a principios del nuevo año, los analistas de Alvarez & Marsal (A&M) han elaborado un informe en el que, entre otras cosas, analizan las operaciones de fusión que generarían más valor en España, aunque eso no signifique que sean las más probables de concretarse. Entre ellas, destacan que una de las mejores opciones sería una operación protagonizada por Banco Santander y Banco Sabadell.  

"Una operación entre Banco Santander y Banco Sabadell genera poco riesgo y bastante rentabilidad, precisamente por el tamaño del Santander y porque es un negocio que podría adquirir con menos riesgo que otros", han explicado los analistas de la firma durante la presentación del informe 'El Pulso de la Banca'. Según sus estimaciones, la operación es la que genera el mayor valor teórico y el menor riesgo de implementación, por encima de la unión entre BBVA y Sabadell. 

Medición por tamaño

En concreto, consideran que las operaciones de menor riesgo son aquellas en las que las entidades de mayor tamaño se hacen con otras más pequeñas. En este ejercicio teórico, los analistas reconocen que la fusión de BBVA con Sabadell era la más probable, porque no habían participado en el proceso de consolidación, mientras que Banco Santander sí lo hizo ya con Banco Popular. Sin embargo, insisten en que "no se puede descartar ningún emparejamiento dada la necesidad de consolidación que tiene el sector". 

De hecho, Banco Santander siempre se ha cerrado en banda a participar en la nueva ola de fusiones, insistiendo en que su objetivo será reducir costes a golpe de digitalización

Fernando de al Mora, director de la consultora en España y Portugal, descarta también la posibilidad de que Sabadell busque una alianza con una entidad extranjera para ganar en rentabilidad y mantener su andadura en solitario en España. 

"Creo que los objetivos de una fusión pueden ser dos: crecer en distintos mercados y generar volumen de negocio o reforzar costes y capital... y la ola de fusiones actual no está enfocada al crecimiento", explican los expertos.

Alianza paneuropea

Por eso, y a su juicio, una alianza paneuropea no sería la mejor opción ni para Banco Sabadell ni para otras entidades de menor tamaño que estén pensando en sumarse al proceso de consolidación. En este sentido, aluden a los problemas para generar ahorro de costes en un entorno en el que ni las redes se solapan ni se pueden juntar, por ejemplo, los servicios centrales.

"Hay cosas que sí se pueden hacer, como unir los departamentos de compras, creando un 'outsourcing' de servicios centrales de bancos europeos si lo que quieres es que no te compren, pero es algo más complicado de llevar a cabo y no generas valor al accionista", explican desde A&M. Por no hablar de los principales obstáculos que desde hace años frenan las fusiones transfronterizas, como las distintas regulaciones, exigencias de capital y, sobre todo, la no existencia de un fondo de garantía de depósitos común. 

Así, coinciden con otras voces que apuntan a que, primero, vendrá la consolidación nacional para, en un futuro, dar el salto paneuropeo. 

En esta búsqueda de rentabilidad y ahorro de costes, tampoco ven demasiado sentido a las fusiones entre pequeñas entidades, si no se realizan como un paso intermedio hacia una mayor consolidación para ganar un tamaño óptimo. En este entorno, y con la fusión de Unicaja y Liberbank a punto de cerrarse si todo sigue según lo previsto, no descartan nuevos movimientos desde otras entidades como Abanca.

En su informe, A&M concluye que, en general, Sabadell, Unicaja y Liberbank son los bancos más atractivos para los compradores, lo que se explica por su baja valoración.  

Entidad por entidad

En su análisis, la consultora recoge en su informe un listado con las fusiones más atractivas para cada entidad. Para Banco Santander, serían Sabadell (con un retorno del 420%), Unicaja (310%) y Liberbank (280%), mientras que BBVA obtendría los mayores retornos comprando Unicaja (320%), Liberbank (270%), Ibercaja (240%) y Sabadell (240%).

Para CaixaBank, el mayor retorno de la inversión lo conseguiría fusionándose con Sabadell (310%), Unicaja (290%) y Liberbank (270%). La fusión con Bankia tendrá un retorno del 200%, y en términos netos generaría 3.600 millones de euros, solo por detrás de Sabadell, con 6.325 millones de euros.

Por otro lado, si finalmente sale adelante la fusión entre Liberbank y Unicaja Banco, la generación de valor ascendería a 1.000 millones, es decir, que tendría un retorno del 270%. Eso sí, tanto la fusión CaixaBank-Bankia como Liberbank-Unicaja tienen un riesgo de integración "bastante elevado", según el informe, que identifica como menos arriesgadas las operaciones que involucran a dos entidades de muy distinto tamaño.

Así, el menor riesgo de integración lo presentarían operaciones en las que Santander, CaixaBank o BBVA comprasen a una entidad de tamaño mediano, como Kutxabank, Abanca, Cajamar, Ibercaja, Unicaja o Liberbank. Teniendo en cuenta tanto la generación de valor como el riesgo de integración, Álvarez & Marsal destacan así la fusión entre Santander y Sabadell.