El programa de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para financiar a empresas, pymes y autónomos afectados por la crisis del coronavirus llega a su fin. El Gobierno acaba de desbloquear el último tramo de 15.500 millones de euros en avales que restaban para completar la línea de 100.000 millones puesta en marcha en marzo. 

Noticias relacionadas

Al igual que en los tramos anteriores, los demandantes podrán solicitar estos avales hasta el 30 de septiembre. La ministra de Hacienda y ministra portavoz, María Jesús Montero, ha explicado que este último tramo ha tenido en especial consideración la demanda del sector turístico, una de las industrias más golpeadas por la crisis. En concreto, de los 15.500 millones de euros, el sector podrá solicitar avales por valor de 2.500 millones de euros.

Otros 7.500 millones de euros irán destinados, de nuevo, a pymes y autónomos, que ya copan el 98% de todo el programa distribuido hasta ahora. Las grandes empresas podrán optar esta vez a 5.000 millones de euros en garantías públicas, mientras que los 500 millones restantes se destinarán a impulsar el sector de la automoción, en concreto, para la adquisición de vehículos profesionales.

Según los últimos datos del Ministerio de Economía, con fecha a 14 de junio, la banca ha aprobado un total de 565.110 operaciones de financiación con aval público del ICO. El total del importe avalado asciende a 52.761 millones euros, algo más de la mitad de las garantías disponibles hasta ahora (84.500 millones de euros).

Según ha explicado Montero, estas cifras han tenido como consecuencia que el tejido productivo haya recibido, en total, 69.023 millones en financiación en estos meses.

El mayor volumen de operaciones se concentra en pymes y autónomos con 555.288 préstamos aprobados, el 98% del total.