Pocas veces se había visto al sector financiero remando con tanta fuerza en la misma dirección. El objetivo de dotar de liquidez a las empresas ha pasado a ser no solo prioritario, sino esencial para mantener el negocio bancario a flote en un momento de fuerte descenso en el segmento hipotecario y de consumo.

Noticias relacionadas

En este entorno, Santander y CaixaBank han pisado el acelerador liderando los números de préstamos a empresas durante la pandemia.

En concreto, y según datos actualizados en los últimos días y proporcionados por las entidades, ya han cerrado más de 170.000 operaciones de créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) entre las dos (97.000 CaixaBank y 73.000 Banco Santander). En torno a un 40% de las 420.000 operaciones que, según datos del Ministerio de Asuntos Económicos del 18 de mayo, se han gestionado en total por todo el sector.

Es cierto que los avales del ICO se repartieron por cuota de mercado, por lo que es lógico que las entidades con mayor parte del negocio del crédito en España -un ranking que no es público pues el Banco de España solo da datos agregados- presenten el mayor número de operaciones.

Junto a esto, Santander y CaixaBank también han acelerado en la concesión de préstamos sin garantía pública, como están haciendo el resto de entidades, especialmente entre nuevos clientes. Un movimiento que permite al sector ganar más cuota de mercado y, a su vez, acceder a una mayor porción del pastel de los avales en futuros repartos.

Entidad por entidad

Las cifras hablan por sí solas. La entidad comandada por Ana Botín mantiene una cuota total de crédito del 18% en España, cifra que sube al 27% en el segmento empresarial, según confirmó la presidenta del banco en una reciente entrevista en El País. Bajo esta premisa, Santander ya ha entregado 12.000 millones de euros en crédito avalado por el ICO y otros 19.000 millones en préstamos ‘no ICO’. Un total de 31.000 millones de euros destinado a empresas y autónomos.

Por su parte, CaixaBank ha cerrado 26.000 millones de euros en financiación entre los 12.000 millones gestionados a través de las líneas ICO y otros 14.000 millones de euros en crédito bancario sin aval.

La situación se repite en el resto del sector, aunque de una forma más limitada por cuota de mercado. Banco Sabadell está siendo uno de los más activos con una avalancha de solicitudes que la entidad cifra en unas 80.000.

Del total tramitado hasta ahora, ya han llegado a las empresas 5.700 millones de euros (más otros 2.000 millones que están en camino) a través de las líneas ICO, según confirman desde la entidad. Del mismo modo, entre el 15 de marzo y hasta mediados de mayo, también han otorgado 6.200 millones de euros en préstamos sin garantía pública

Por su parte, BBVA solo ofrece datos de los préstamos ICO, con los que ha cerrado 83.500 operaciones por 8.030 millones de euros. 

Según fuentes de Bankia, la entidad ya ha cerrado 6.000 millones de euros de financiación para empresas y autónomos, de los que 4.500 millones están avalados por el Estado.

La entidad también ha engrasado su máquina de préstamos 'tradicionales' y, tal y como aseguró el consejero delegado del banco, José Sevilla, durante la presentación de resultados del primer trimestre, “por cada 100 euros de préstamos ICO, hemos dado 45 de préstamos no ICO". Eso fue en las primeras semanas de abril, con lo que la cifra se habrá acrecentado durante el mes de mayo. 

Bankinter, por su parte, ha otorgado en el periodo financiación a 12.250 empresas  con préstamos ICO, por un volumen superior a los 2.800 millones de euros, pero desde la entidad recuerdan que hasta el tercer tramo de los cuatro ya habilitados, “Bankinter podrá conceder en total préstamos por aproximadamente 4.500 millones de euros”.

Turismo con aval

Pymes y autónomos copan buena parte de los préstamos otorgados durante las últimas semanas. En total, y solo teniendo en cuenta las líneas ICO, el importe avalado hasta ahora asciende a 40.747 millones de euros de los 84.500 millones disponibles en los cuatro tramos aprobados por el Gobierno, que aún tienen espacio para crecer hasta alcanzar los 100.000 millones. Estos avales han permitido canalizar un total de 53.600 millones de euros en financiación, con datos a 20 de mayo.

Dentro de estos préstamos destaca un sector por encima del resto: el turismo, que es el que ha absorbido la mayor parte de la financiación, por importe de 8.606 millones de euros a través de 82.324 créditos concedidos.

Ante esta avalancha por parte de una de las industrias más afectadas por la crisis, los banqueros han reclamado en los últimos días un plan específico para ayudar a unas empresas que, según ha advertido el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, “pueden tardar más meses de lo previsto en recuperar la normalidad”.

En este sentido, desde las entidades también empiezan a lanzar un claro mensaje para que los préstamos y, por lo tanto la deuda, no sea la única fórmula de salvación para estas empresas, solicitando al Gobierno ayudas e inversiones directas sobre los sectores más afectados por la pandemia.