El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha querido mandar un mensaje claro frente a las críticas realizadas ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las supuestas malas prácticas de la banca en la concesión de créditos del ICO.  

Noticias relacionadas

Durante la presentación de resultados de la entidad, Sevilla ha dejado claro que "aunque puede haber existido algún error, el ritmo de concesión está siendo rápido".

En este sentido, el directivo asegura que Bankia "está participando activamente, tramitando ya solicitudes por unos 7.320 millones de euros", recordando que los rechazos que se han producido es porque esos clientes "no cumplen la regla que busca que los créditos lleguen solo a aquellos que estén en dificultades en el periodo del coronavirus, un objetivo que yo comparto". 

Condiciones de los créditos

Respecto a las condiciones de los créditos, la entidad asegura mantener los tipos de interés anteriores a la crisis, en una media del 2% entre grandes empresas y pymes. Sevilla ha destacado también la evolución de los préstamos no ICO en abril.

"Por cada 100 euros de préstamos ICO hemos concedido 45 euros no ICO. El mundo más allá de los préstamos avalados también crece con fuerza", asegura.

En este sentido, insiste en que debido a la crisis, la entidad está otorgando préstamos que en plazos y condiciones normales habrían sido más complicados de conceder. "Por eso creo que los avales van a ayudar a dar liquidez a las compañías y eso es lo que queremos los bancos, que las empresas salgan adelanten, funcionen, puedan recuperar la normalidad y crezcan".

Sevilla también ha destacado el papel de Bankia a la hora de ayudar a las familias afectadas por la crisis. En concreto, la entidad ha recibido más de 19.400 solicitudes de moratorias de hipotecas, un 3% de la cartera, y otras 14.100 en préstamos al consumo, un 2% sobre el total, aunque creen que ese porcentaje subirá en los próximos meses.

Los datos de Bankia apuntan a un desplome del 60% en la demanda de hipotecas durante el mes de abril, y del 80% en los créditos al consumo. El número dos de la entidad espera que la subida del crédito a las empresas sirva para compensar esa tendencia negativa en las otras dos patas de negocio. 

José Sevilla recuerda que el 57% de la cartera de crédito de Bankia es hipotecaria, "lo que condiciona el margen de intereses". Sin embargo, de la cartera no dudosa, el 85% es 'antigua', "con su centro de gravedad en 2007, clientes que han estado pagando durante estos años sin problemas con una fuerte crisis de por medio", recuerda el banquero que, en así, considera que "también están preparados para afrontar este nuevo entorno".

Aun así, es consciente de que la morosidad repuntará en los próximos meses, aunque considera que el ritmo de crecimiento del coste del riesgo a cierre de marzo, que se ha doblado hasta los 60 puntos básicos,  no implica necesariamente que la mora suba a la misma velocidad. "Una parte del coste del riesgo que aumenta va a cubrir la mora ya existente, por lo que el indicador no subirá al 10% desde el 5% actual", explican desde la entidad.

Medidas del Gobierno

Respecto a las medidas del Gobierno, Sevilla ha solicitado la pronta ampliación de estos avales del ICO y ha pedido al Gobierno tomar medidas para flexibilizar los ERTE derivados de la crisis sanitaria. "Además de más financiación, se necesita una mayor flexibilización para asegurar las rentas a los empleados, pues las empresas irán desescalando cada una de una forma diferente, poco a poco y sin toda su plantilla al cien por cien. Por eso se requiere un instrumento que permita una desescalada de ERTEs de forma gradual", ha insistido el consejero delegado de Bankia.

Sevilla también ha abogado por una mayor unión de los partidos políticos para hacer frente a la crisis, anticipando que la entidad maneja unas previsiones económicas similares a los escenarios planteados por el Banco de España. El directivo también descarta que España necesite acudir a un posible préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), asegurando que "las últimas subastas del Tesoro, hemos visto una fuerte demanda de inversores institucionales y eso evidencia que no hay problemas de financiación". 

Dividendos y futuro de Bankia

José Sevilla ha descartado que la entidad vaya a cerrar el año en pérdidas, tal y como han augurado varios analistas ante el incremento esperado de la morosidad y de las provisiones que, desde la propia entidad, aseguran que se irá produciendo en los próximos meses. 

En este sentido, el CEO de Bankia ha dejado claro que habrá retraso en los objetivos del plan estratégico, pero no ha detallado si se cancelará el dividendo extraordinario más allá de la decisión adoptada recientemente. “Estamos en un entorno de incertidumbre y lo importante es contar con el exceso de capital para financiar la economía", asegura.

De hecho, Sevilla ha recordado que, pese a las abultadas provisiones del primer trimestre de 125 millones de euros, “hemos seguido generando capital de modo orgánico”. En total, ha cifrado el exceso de capital más de 4.000 millones de euros sobre mínimos regulatorios. 

Sevilla sí ha anunciado que en el último consejo celebrado por el banco, los tres consejeros ejecutivos (él, José Ignacio Goirigolzarri y Antonio Ortega) han decidido renunciar al bonus de 2020. 

Desde la entidad también han descartado por completo que este año se pueda avanzar en el proceso de privatización de la entidad, a través de una fusión o de nuevas ventas de paquetes en un mercado que ha golpeado duramente la cotización del sector bancario en los últimos años. "No es el mejor momento, ni por valoración ni por la crisis actual... creo que esa no es la prioridad de nadie ahora", ha recalcado el directivo.