Nueva medida del Banco Central Europeo (BCE) para aliviar la presión de la crisis sobre el sector bancario.

Noticias relacionadas

El organismo monetario ha decidido relajar las exigencias de capital que requiere a las entidades por riesgo de mercado, con el objetivo de mantener la capacidad del sector para proporcionar liquidez en el mercado y mantener su actividad de creación de mercado.

En concreto, el BCE reduce de forma temporal el conocido como multiplicador cualitativo del riesgo del mercado, una medida de supervisión que se utiliza para compensar el aumento de otro de los factores que se incluyen en la fórmula, el multiplicador cuantitativo.

Este último sube cuando la volatilidad de los mercados es más alta de lo que habían estimado los bancos en sus previsiones.

En su comunicado, el BCE explica que "esta decisión se revisará después de seis meses en función de la volatilidad observada".

Nueva medida

El organismo monetario ya ha tomado otras medidas que ayudarán al sector bancario a destinar todos sus recursos a financiar la economía. Además de las subastas de liquidez, ha suspendido los test de estrés previstos para finales de julio, y permitirá a las entidades por debajo de los niveles de capital del Pilar 2.

Del mismo modo, solicitó a los supervisores nacionales que relajasen los colchones anticíclicos que el sector constituye para futuras crisis.