Bruselas

Los ministros de Finanzas de la UE se han sumado este jueves a las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE) y han pedido a los bancos comunitarios que se abstengan de pagar dividendos mientras dure la crisis del coronavirus con el fin de retener capital y mantener así el flujo de crédito a la economía real.

Noticias relacionadas

"Es crucial que los bancos continúen financiando a hogares y empresas, incluyendo las pymes que están experimentando dificultades temporales por la pandemia del Covid-19", subraya la declaración aprobada por el Ecofin celebrado por videoconferencia.

"Teniendo en cuenta las recomendaciones de las autoridades supervisoras, instamos a todos los bancos que todavía no han decidido hacerlo así que se abstengan de realizar distribuciones durante este periodo", señala el texto.

El capital liberado y los beneficios disponibles, prosigue el Ecofin, deben usarse "para extender el crédito o para otras necesidades urgentes de financiación que la crisis actual haya generado a sus clientes de forma que ayude a preservar la actividad económica".

"Solicitamos al sector bancario que apoye a los hogares y a las empresas afectados por el brote del Covid-19 con el objetivo de garantizar la continuidad comercial", apuntan los ministros de Finanzas. También los fondos de pensiones deben tomar todas las medidas necesarias para "preservar su posición de capital".

Finalmente, el Ecofin respalda todas las medidas adoptadas por el BCE y el resto de supervisores bancarios para flexibilizar los requisitos de capital exigidos a la banca con el fin de hacer frente a las "circunstancias excepcionales actuales".

Precisamente, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha explicado este jueves durante la reunión virtual del Fondo Monetario Internacional (FMI) que las nuevas medidas permitirán liberar capital por valor de 120.000 millones de euros. Un capital que puede ser utilizado por las entidades para absorber pérdidas o  bien para conceder créditos adicionales por valor de hasta 1,8 billones de euros, según los cálculos de Fráncfort.

Preparativos de la videocumbre del 23 de abril

Lagarde también ha dicho que la suspensión de los dividendos permitirá a los bancos de la eurozona retener capital extra por valor de 30.000 millones de euros.

Durante el Ecofin, los ministros de Finanzas de la UE han preparado la videocumbre que celebrarán los jefes de Estado y de Gobierno el próximo 23 de abril. Los líderes europeos tienen que ratificar el plan de rescate de 540.000 millones de euros en préstamos aprobado la semana pasada por el Eurogrupo y empezar a trabajar en un plan de reconstrucción a largo plazo.

Sobre esta cuestión, persiste la brecha entre España e Italia por un lado, que piden la emisión de deuda conjunta para financiar la recuperación; y Alemania y Países Bajos por el otro, que rechazan cualquier modalidad de eurobonos.

En un intento de superar esta polémica, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha propuesto este jueves en la Eurocámara que el próximo presupuesto plurianual de la UE para 2021-2027 se convierta en el "plan Marshall" que reclaman los países del sur.