Hacienda ha vuelto a publicar la lista de morosos. En cuanto a las empresas, en Invertia hemos elaborado un ranking teniendo en cuenta a aquellas que superan los 50 millones de euros, y que representan el 13,3% del total.

Noticias relacionadas

La medalla de oro, liderando dicha lista, es para Reyal Urbis. La promotora liderada por Rafael Santamaría, que se vio abocada a la liquidación en 2017 arrastrada por un pasivo de 3.500 millones, tiene una deuda con hacienda de 341,12 millones. Un año antes, había sido de 343,5 millones.

La medalla de plata es para el grupo Isolux Corsan, con 329,65 millones. En su caso, entró en concurso de acreedores en junio de 2017. Y se mantiene prácticamente inalterable respecto a la anterior edición de la lista.

La medalla de bronce de este particular podio, al igual que sucedió en la última edición, es para el grupo Nozar, con 214,88 millones. La promotora inmobiliaria, en su caso en concurso desde 2009, ha vuelto a aumentar dicha cantidad, ya que se había situado en 215 millones un año antes.

Tras estas tres compañías se sitúa el Grupo Pra, con 97,7 millones de euros. La firma, también dedicada a la promoción inmobiliaria, ha aumentado ligeramente la cantidad, ya que anteriormente era de 97,3 millones.

Más promotoras

Servicios Ezquerdo es la siguiente en la clasificación. La firma inmobiliaria, como ha sucedido con otras anteriormente reseñadas, se vio abocada a la antigua suspensión de pagos. En su caso, fue en el año 2017. Adeuda a las arcas públicas 97,6 millones (97,3 millones anteriormente).

Aifos Arquitectura, con 93,37 millones, sigue su estela. Esta promotora inmobiliaria, con importantes inversiones en Andalucía, sobre todo todo en la Costa del Sol, acabó asimismo en concurso de acreedores. En su caso, su deuda con el fisco se ha reducido, ya que con anterioridad fue de 99 millones de euros.

La lista continúa con otra promotora: CCF 21 (92,8 millones de euros). Tiene su sede en Madrid, y la cantidad no ha variado. Obras Nuevas Edificación, por su parte, llega a los 86,5 millones; Organización Impulsora de Discapacitados (OID), alcanza los 86,2 millones de euros; Bitango Promociones, con sede en San Sebastián de los Reyes, llega a los 73,12 millones (79,6 anteriormente); y Arenal 21, 71 millones.

Este último, bajo la batuta del constructor cordobés Rafael Gómez, acumula otros 59,2 millones de euros con Grupo Inversor Arenal. En la lista también están Promociones Guadalquivir, con 56,35 millones, Grupo Isolux Corsan Concesiones (54 millones), y Protuba (49,3 millones).

De Afinsa a Spanair

Por debajo de esos 50 millones de euros, la lista engorda con empresas de origen muy distinto. Por ejemplo, Acería As Pontes tiene una deuda con el fisco de 21,55 millones de euros. La aerolínea Air Comet llega a los 13,91 millones; Unipost, el operador postal de una rama de la familia Raventós, alcanza los 11,3 millones; y Spanair, la fallida línea aérea conocida por el accidente de Barajas, llega a los 7,26 millones.

La deuda de Urbas es de 4,56 millones; Unipapel, 2,96 millones; Sniace, 3,42 millones; Segur Ibérica, 22,6 millones; Abengoa Abenewco 1, 4,52 millones; Abengoa Finance, 4,17 millones; Aeropuerto de Ciudad Real, 4,49 millones; Afinsa, y sus sellos, 1,49 millones; Arturo Grupo Cantoblanco, del anterior presidente de la Cámara de Comercio de Madrid y de CEIM, 5,32 millones…

También empresas conocidas con cuentas pendientes con el fisco son Bernardo Alfageme (1,60 millones); la tecnológica Blusens (5,73 millones); la firma de pantalones Buenos Liberto (1,22 millones), Gestores de estaciones low cost (11,2 millones de euros), Scytel (2,3 millones)… En el caso de la familia Ruiz Mateos, Clesa (6,66 millones), Nueva Rumasa (8,9 millones) y los flanes Dhul (2,2 millones), por ejemplo.

Por lo que respecta al mundo de la moda, Reig Martí (2,70 millones), Hakei (2,24 millones) y Caramelo (1,97 millones). La enseña de moda low cost china Ikeysi alcanza los 1,21 millones, y Ferry’s, que quebró, mantiene los 7,03 millones. Por último, Glovo tiene una deuda de 1,39 millones.