La carrera farmacéutica contra el coronavirus cuenta con un nuevo corredor. La catalana Reig Jofre ha anunciado este miércoles que ha comenzado un estudio clínico para evaluar la eficacia del complemento alimenticio Manremyc para prevenir el contagio y reducir la incidencia de la infección. El resultado: alzas del 25,2% para su cotización, hasta máximos de dos años en 2,88 euros por acción.

Noticias relacionadas

El estudio clínico doble-ciego se desarrolla entre un colectivo de 300 profesionales de la salud, que como se ha demostrado están altamente expuestos al riesgo de contagiarse por el Covid-19. A todos ellos se les suministrará el complemento alimenticio Manremyc, que tiene su base en bacilos de Mycobacterium s. manresensis inactivados por calor.

Reig Jofre defiende que “la evidencia científica sugiere que Manremyc podría ayudar a minimizar que la infección por SARS-CoV-2 evolucione en infección pulmonar grave”. Una afirmación que sustenta en “la similitud en el progreso” de esta patología y la tuberculosis, enfermedad para la que fue desarrollado este complemento alimenticio.

Desde el laboratorio catalán, heredero en bolsa de la antigua Natraceutical, se subraya la “fácil implementación” que tendría esta solución en caso de confirmarse su eficacia, ya que el tratamiento consistiría en la ingestión de una cápsula diaria durante 14 días. Asimismo, se hace hincapié en su “buena tolerabilidad”.

En este sentido, Reig Jofre explica que el suplemento alimenticio es fruto de una investigación de más de una década con la Unidad de Tuberculosis Experimental del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP). Además, se apunta que “los países donde se vacuna masivamente contra la tuberculosis tienen una menor incidencia del Covid-19 debido al estímulo de la inmunidad innata provocado por esta vacuna”.

Resultados en cinco meses

La cotizada prevé que el estudio clínico arranque este mismo mayo para contar con resultados ya en octubre. Estará liderado por el doctor Pere-Joan Cardona, del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP), junto con el Instituto para la Investigación en la Atención Primaria Jordi Gol i Gurina.

Los trabajadores sanitarios procederán del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol así como de varios centros de atención primaria en el área metropolitana de Barcelona.