La promotora inmobiliaria Neinor Homes cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 3,9 millones de euros, lo que supone una mejora del 74% frente a los 2,3 millones del mismo periodo del año precedente.

Noticias relacionadas

Los ingresos alcanzaron la cifra de 50,5 millones de euros al cierre de marzo, de los cuales 43,6 millones corresponden al negocio promotor y otros cerca de 6 millones a las actividades de legacy y servicing.

El margen bruto del grupo, además, se situó en el 35,5% (prácticamente igual que el mismo periodo de 2019) y, en el caso de la promoción, el margen bruto es del 28%, por encima de la cifra comprometida con el mercado, y sin miras de reducir ese porcentaje por debajo del 20%.

Durante los primeros tres meses del año, en los que solo las últimas semanas se vieron afectadas por el coronavirus, Neinor Homes firmó 353 preventas de viviendas. Por tanto, el 75% de las casas que tiene previsto entregar este año ya tiene propietario en la actualidad. Incluso en abril, con el país paralizado, la promotora ha logrado cerrar la venta de 64 inmuebles gracias a las facilidades y campañas que ha promovido.

El CEO de Neinor Homes, Borja García-Egotxeaga, ha destacado que “ha sido un muy buen trimestre, íbamos muy lanzados y hemos conseguido hacer un buen cierre de estos primeros tres meses”. No obstante, ha reconocido que “aún es pronto para tener una visibilidad clara sobre el desarrollo y extensión de la pandemia”.

Liquidez como colchón y munición

La promotora vasca cerró a comienzos de abril un nuevo préstamo de 40 millones de euros firmado con una entidad nacional, deuda corporativa a tres años y uno de carencia, para incrementar su nivel de caja hasta 130 millones de euros. Esta medida permite Neinor Hemos afrontar con mayor tranquilidad el corto y medio plazo, así que tener músculo para estar atenta a posibles oportunidades de negocio.

Jordi Argemí, CEO adjunto y director general financiero de la compañía, ha resaltado en estos momentos de incertidumbre que “estamos en una situación privilegiada por el bajo apalancamiento que tenemos (loan to value del 18% y la calidad de la deuda la cual hemos refinanciado), la liquidez (91 millones de euros de cash) y que somos una compañía flexible”.

Esta combinación, ha indicado Jordi Argemí, “nos permite afrontar esta situación y priorizar la salud y el trabajo del 100% de nuestro equipo y por eso la intención de la dirección de Neinor es no tener que hacer ERTE, ERE ni similares”.

En cuanto a las oportunidades de negocio, Borja García-Egotxeaga ha expresado que “se abren muchísimos escenarios difíciles de concretar”. “Es evidente que hay interés inversor internacional por España, que el sector puede sufrir una redefinición y que había grandes carteras de suelo en los natural holders en busca de rentabilidad a corto plazo”, ha señalado el CEO de Neinor Homes. Eso sí, el directivo ha reconocido que “es muy prematuro decir a día de hoy dónde vamos a ver el foco”.

Puentes de colaboración público-privada

El CEO de Neinor ha insistido en que la crisis de 2008 no es comparable con la actual. “En esta ocasión, el sector inmobiliario no es parte del problema, sino una solución; hoy puede reaccionar rápido, liderando la creación de empleos en el corto plazo”. “Nuestro negocio puede actuar como locomotora de la recuperación económica, en un marco ágil de trabajo conjunto entre el sector privado y la Administración Pública”, ha afirmado Borja García-Egotxeaga.

Hay muchos metros cuadrados de suelo público en el que las promotoras privadas podrían levantar promociones para ofrecer viviendas en alquiler asequible a través de una concesión por equis años. Así se resolvería uno de los principales problemas del país en este ámbito, el acceso a la vivienda, sobre todo en las zonas más tensionadas.

Por esta necesidad de la sociedad española, el CEO de Neinor ha hecho hincapié en la necesitad de recuperar esos puentes de confianza “que nos ayuden a avanzar mucho más rápido”, aunque ha admitido que “han estado bastante deteriorados históricamente”. “No es una cuestión de una comunidad o un ayuntamiento en concreto; hay una desconfianza por parte de que sociedad que se transmite a la Administración del sector promotor en España”, ha ahondado.

Nos encantaría y estamos dispuestos 100% a alcanzar acuerdos con el Gobierno para esta colaboración público-privada”, ha dicho Borja García-Egotxeaga durante la presentación de los resultados trimestrales. Aunque, como ha mostrado el CEO de Neinor, el Ejecutivo tiene en estos momentos “demasiados fuegos abiertos todavía como para establecer grupos de trabajo”.

El directivo ha aplaudido las medidas anunciadas por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital para eliminar trabar burocráticas y agilizar la construcción. En el tema de las licencias, con tiempos superiores a doce meses de media, “hacen un daño brutal para el margen de la promoción y sería muy positivo que todas las comunidades autónomas se vayan sumando a este tipo de iniciativas”.