En un comunicado, el Gobierno regional ha indicado que el último servicio saldrá a las 24 horas frente a las 1.30, como sucede hasta ahora. Una decisión adoptada en coordinación con las autoridades sanitarias y el Gobierno de España, que permite preservar un servicio público que es "esencial".

Noticias relacionadas

Así, tratan de adaptar la oferta de transporte público en la Comunidad de Madrid a la nueva situación derivada de las medidas extraordinarias y de prevención aprobadas como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus y la declaración del estado de alarma.

La demanda del transporte público en la Comunidad de Madrid cayó este jueves un 89,4% respecto al mismo día del año anterior, según datos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, lo que supone 5,05 millones de viajes menos que hace un año. En el caso del metro, el descenso fue del 90%.

Por ese motivo, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, a través del Consorcio Regional de Transportes, ha decidido realizar ajustes en la oferta de transporte público y tratar de hacer compatible las necesidades de movilidad que todavía tienen las personas obligadas a desplazarse con las restricciones previstas en el estado de alarma.

Además, según ha explicado el consejero de Transportes, Ángel Garrido, en declaraciones remitidas a los medios, se mantiene el adelanto de la oferta para la hora punta de la mañana, en línea con las nuevas pautas de movilidad detectadas en los últimos días, y los ajustes en el resto de horarios.

Asimismo, ha asegurado que el Consorcio Regional de Transportes mantiene un seguimiento continuo de la marcha del transporte público en la región (Metro, EMT, resto de autobuses urbanos e interurbanos de la red del Consorcio, Renfe Cercanías, metros ligeros y tranvías), por lo que la oferta de transporte público se podrá ir modificando según la evolución de la demanda en el conjunto del sistema.

"Estamos haciendo un seguimiento continuado de la situación del transporte público en la región para adaptarlo a la nueva situación derivada de todas las medidas extraordinarias del coronavirus. Hemos observado que la demanda se ha desplomado, lo que supone que cada día se hacen cinco millones de viajes menos que en una situación normal", ha expuesto el consejero.

Asimismo, Garrido ha vuelto a recordar la necesidad de que los ciudadanos permanezcan en sus domicilios.