Era el abogado de uno de los colectivos del taxi en Madrid que los puso contra las cuerdas en 2014. Consiguió que suspendieran en España su servicio entre particulares (UberPop). Ahora, se convierte en su asesor legal. Uber pasa al ataque y ficha José Andrés Díez Herrera, uno de los mayores expertos del sector del transporte y el abogado que encontró el ‘agujero’ en la normativa tras la ley ómnibus y que ha generado el aluvión de licencias VTC en el mercado que ha hecho temblar al sector del taxi. El objetivo: contar con un respaldo jurídico ante la legislación española.

Noticias relacionadas

En el año 2014, Díez Herrera fue el abogado de la Asociación Madrileña del Taxi que, con su denuncia de competencia desleal, consiguió suspender cautelarmente el servicio de Uber entre particulares sin licencia. No ha sido el único caso importante que ha llevado en el sector del transporte. También ha sido el representante legal de Confebús, la patronal del autobús, que ha perdido el primer asalto judicial contra Blablacar, y el asesor del principal rival de Uber, Cabify, durante los primeros pasos del proceso judicial que mantiene frente a otro de los colectivos del taxi.

“Hay quien considera que yo soy un traidor a su sector; no soy ningún traidor”, asegura Díez Herrera en declaraciones a EL ESPAÑOL. “Cuando alguien del taxi se enfada conmigo es porque saben mucho cómo conozco al taxi; yo quiero mucho al taxi, pero tiene muchas cosas malas y siempre he dicho que necesita una evolución y que el taxi tiene que tener una visión del siglo XXI que hoy por hoy no la tiene”, advierte.

Las condiciones del fichaje

Díez aterriza en Uber sólo como un mero asesor externo. Ha abandonado el bufete para el que trabajaba desde el año 1997 (Bufete Díez, Gómez & Asociados), según su perfil de Linkedin, y también la representación de la Asociación Madrileña del Taxi. Sin embargo, no formará parte de una plantilla del equipo de Uber en España que hoy por hoy cuenta con diez miembros, entre los responsables de marketing, operaciones y relaciones institucionales. Él mantendrá la representación de particulares y empresas que reclaman licencias VTC por vía judicial y la de Unauto, la asociación que engloba a las empresas de este sector.

Hay quien considera que yo soy un traidor a su sector; no soy ningún traidor

¿Su sueldo? Ninguna de las partes ha querido hablar de cifras. Pero, el abogado sí quiere dejar claro que se trata “de un tema profesional y no de un tema económico”. “No sólo busco una cuestión económica; lo que me gusta es que cuenten conmigo; la evolución viene por aquí y o estás aquí…”, asegura.

Pese a las especulaciones, ambas partes confirman que los primeros contactos para ejecutar este fichaje tuvieron lugar mucho después de la sentencia en contra del juez madrileño en el año 2014. “No hubo contacto en ese momento”, confirma Díez.

José Andrés Díez Herrera ha sido el abogado de una de las asociaciones madrileñas del taxi. Moeh Atitar

¿Cuál será su tarea? “La ley de transportes es muy compleja y muy larga; hay que entenderla muy bien y es importantísimo tener a alguien que no te va a decir lo que quieres oír sino lo que tienes que hacer”, asegura Yuri Fernández, portavoz y director de comunicación de la empresa. Él apostilla que lo hacen ahora por una cuestión de escala: “Nos hemos hecho mayores y necesitamos vigilar mucho mejor los procesos y en específico con los conductores y los partners [empresas propietarias de licencias VTC con las que Uber firma contratos de prestación de servicio]”. En este sentido, insiste en que puede cambiar la ley o surgir la necesidad de interpretar esa normativa en el futuro. “Y queremos contar con un gran profesional”, asegura.

Nos hemos hecho mayores y necesitamos vigilar mucho mejor los procesos y en específico con los conductores y los 'partners'

Sin tareas de 'lobby'

Según confirman desde la empresa, las tareas de Díez Herrera no tendrán nada que ver con las relaciones institucionales. “Se dedicará al asesoramiento de la compañía con la ley de transporte y en la relación de conductores y partners”, asegura Fernández.

Para esa tarea de lobby, la filial española ya completó a mediados del año pasado un fichaje del mundo de la política. Reclutó al exdiputado del PP, Ildefonso Pastor, como responsable de este área. Llegó justo unos días después de que se conociera la creación de un consejo asesor en el que participa la excomisaria europea de Competencia, Neelie Kroes.

¿Defiende la liberalización del sector?

Sobre su visión del sector, él reconoce que “exponencialmente va a haber una liberalización del transporte por vía judicial o vía europea”. Sin embargo, no ve posible que ni en el presente ni en el futuro España sea un mercado donde tenga cabida un servicio como el de UberPop, entre particulares sin necesidad de licencia. Cree que, al margen del aspecto más tecnológico, “la sociedad está demandando un modelo de transporte como este que ni es mejor ni peor que el taxi, pues no es cuestión de demonizar a nadie… pero que antes no estaba evolucionado y ahora efectivamente su evolución ha sido exponencial”.

Para el nuevo asesor legal, Uber se equivocó lanzando en su aterrizaje en España el servicio UberPop. “Creo que fue un error de estrategia y creo que se ha enmendado pues llevan un año operando de otra forma”, apunta. Sin embargo, insiste en que ya no representa a la asociación madrileña del taxi en ese pleito ni en el abierto sobre la ordenanza del taxi en Madrid.

“No soy ningún traidor”

Díez Herrera entiende este movimiento como una oportunidad profesional. “La trayectoria de Uber es lo suficientemente importante a nivel profesional como para estar ahora aquí”, asegura. Y reconoce: “Espero que no me tenga que arrepentir y estoy convencido de que no voy a hacerlo con la propuesta que yo le he hecho y que ellos me han hecho”.

Él es consciente de que despierta recelos entre una parte del taxi. ¿Siente que está traicionando a alguien? Defiende que quien se enfada con él en este sector “es porque saben cómo conozco al taxi y cómo lo quiero”. Quien estudió su carrera de Derecho frente al volante de un taxi, hoy asesorará a una de las empresas más señaladas por ese sector. “Yo no soy ningún traidor”, concluye.

José Andrés Díez Herrera. Moeh Atitar