José Folgado no pone fecha a su marcha como presidente de Red Eléctrica (REE). Lleva en el cargo desde 2012 y, en un principio, debía haberlo dejado hace un año. Sin embargo, un cambio en los estatutos de la sociedad le permitió seguir al frente de la compañía. Eliminó la barrera de los 70 años como límite para ser presidente y se garantizó el puesto hasta 2020. Pero su adiós está un paso más cerca. La empresa que gestiona la red de electricidad va a aprobar este año un protocolo de sucesión, tanto para su presidente como para su consejero delegado, Juan Lasala, quien ya ejerce las funciones ejecutivas.

Noticias relacionadas

“La comisión de nombramientos aprobará este año un protocolo de sucesión”, aseguró Folgado a EL ESPAÑOL este jueves, tras la rueda de prensa previa a la junta de accionistas. “Se va a aprobar este año tanto para la presidencia como para el consejero delegado”, matizó el directivo que cumplirá 73 años la próxima semana.

Su permanencia al frente de la compañía, que tiene como principal accionista al Estado a través de la SEPI, volvió a la actualidad con la elección como consejero en enero del ex director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. Para ser presidente de REE antes hay que ser consejero y la carrera por el cargo está cerca. Hace un año, cuando Folgado cedió el poder ejecutivo a Lasala, ya habló de su sucesión. “No es una prejubilación porque yo no me aferro a ningún cargo”, aseguró.

Este viernes la junta de accionistas deberá de aprobar tres nombres como integrantes del máximo órgano de dirección. El primero, Alberto Carbajo Josa (exconsejero de Endesa y Petronor). El segundo, el de María José García Beato (vicesecretaria no consejera de Banco Sabadell y, también, sobrina de la primera presidenta de REE, subsecretaria de Justicia con José María Michavila y, antes, directora de Gabinete del ministro popular). Deberá reelegirla como consejera independiente. El tercero, Fernández de Mesa.

En defensa de Fernández de Mesa

La presencia de políticos en el consejo de administración de REE no es nueva. También pesa sobre Folgado. Fue, sucesivamente, secretario de Estado de Presupuestos, de Economía, Energía y de la Pequeña y Mediana Empresa, durante los gobiernos de José María Aznar, y diputado durante dos legislaturas. En 2008 llegó al consejo de Red Eléctrica y, cuatro años después, sustituyó en la presidencia a Luis Atienza. Otro expolítico. Fue ministro de Agricultura y Pesca con Felipe González.

El pasado de Fernández de Mesa es, para Folgado, su punto fuerte. “Los consejos de administración no tienen que ser superexpertos en una materia, ya tenemos muchos ejecutivos expertos, sino que cumplan una matriz de competencias amplias, que ayudan a tomar decisiones. Nosotros tenemos una abanico de competencias. Yo presumo de ello”, argumentó.

“Red Eléctrica, como empresa con infraestructuras críticas , y así está catalogada, necesita tener también ese perfil. Un perfil integral en los temas de seguridad, tanto en seguridad física como la ciberseguridad. Teníamos un consejero con ese perfil, Agustín Conde”, explicó Folgado.” Si a un señor que estaba cubriendo ese perfil le nombran secretario de Estado de Defensa, yo quiero una persona que tenga ese mismo perfil. Cinco años de director general de la Guardia Civil. Me parece que lo cubre”, concluyó.

Repensar la tarifa eléctrica

En la rueda de prensa previa a la junta, Folgado también hizo un llamamiento para replantear la tarifa eléctrica. "Sería bueno dar una pensada", reconoció. Aboga así por modificar conceptos, como el impuesto específico que recae sobre la luz o los 2.800 millones de euros “de deuda del pasado” que se tienen que pagar a través de los costes fijos del recibo. El presidente de REE cree que así bajaría la tarifa y estará "más en la media europea".

Respecto al comportamiento de los precios de la electricidad, se mostró convencido de que las renovables pueden ser un mecanismo útil. Considera que, si estas ganan peso, como no cuesta producirlas, bajará "el precio del 'pool' (el mercado mayorista). “Va a ir hacia abajo", defendió.