Decir que la salida de Bankia fue "un gran error” fue, en palabras del ministro de Economía, Luis de Guindos, una de sus afirmaciones "más afortunadas". Así lo ha asegurado durante su comparecencia en el Senado, para dejar claro que, en ese sentido, “sería buenísimo que hubiera una comisión de investigación”, pero no solo por el caso Bankia, sino por el conjunto del sector financiero. "Creo que ya ha pasado tiempo suficiente para tener perspectiva y para aprender de los errores que se cometieron”, ha dicho.
Se preguntaba Guindos por qué en 2009 o 2010, bajo el gobierno presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, no se atajó esta cuestión, “cuando la prima de riesgo estaba en 75-100 puntos básicos”. En esos momentos, la reestructuración "todavía era posible", y sin embargo, ha recordado, no se hizo.
“Nos hubiera salido todo más barato, nos hubiéramos ahorrado muchos disgustos. No hubiera habido ni preferentes ni salida a bolsa de Bankia, ni hubiéramos tenido la segunda recesión”, criticaba el ministro la inacción del gobierno socialista.
Entiende De Guindos que la comisión de investigación del Congreso debe hacer un análisis del origen de la crisis financiera y de las decisiones que se tomaron antes y después de que, en 2011, Mariano Rajoy llegara a la presidencia del Gobierno.
En relación al proceso de reestructuración financiera llevado a cabo en 2012, apuntaba el ministro que “en la historia reciente de España no ha habido un procedimiento con tanta luz y transparencia”, al intervenir la Comisión Europea, el FMI y el BCE, además de asesores independientes.