Igual que ocurrió durante la desaceleración económica de 2019 (que hoy, tras la crisis de la Covid, se echa de menos), el consumo privado será el que lleve el mayor peso del crecimiento económico tras la pandemia. De hecho, el Gobierno confía en que el gasto de los hogares y las familias españolas sea el "principal motor" de la recuperación económica.

Noticias relacionadas

Así lo indica el Ejecutivo en el Plan de Estabilidad 2021-2024 que ha entregado a la Comisión Europea. En él, augura un crecimiento del consumo privado en el entorno del 7% anual, durante el bienio 2021-2022, que será la principal clave de la recuperación en estos años.

Es decir, que el gasto de los hogares españoles será la principal baza para que el PIB recupere la situación preCovid a principios de 2023. En este sentido, las estimaciones del Gobierno son que la economía crezca un 6,5% en 2021 y más de un 7% en 2022

Aportación al PIB. Fuente: Programa de Estabilidad.

Eso sí, todo ello a través del consumo que los hogares se puedan permitir gastando la "bolsa de ahorro forzoso" e histórico que han acumulado a lo largo del año pasado, llegando a tasas del 14%.

De hecho, según indica el propio documento, en 2023 "el consumo ralentizará su ritmo de avance, acompasándose a la positiva evolución de la tasa de empleo, al aumento de los salarios y a la reducción de la tasa de ahorro, que en 2024 volverá a niveles cercanos al período preCovid". 

Eso significa que el ahorro volverá a cifras del entorno del 7% de la renta bruta disponible, es decir, a niveles de 2019. Además del consumo privado, también la inversión, reforzada por los fondos Next Generation, tendrá una gran influencia

De hecho, la inversión "crecerá por encima del 10% anual durante el bienio 2021-2022, impulsada por los fondos del Plan de Recuperación". Este impulso implicará una "inversión pública adicional de 2 puntos de PIB al año en promedio en el período 2021-2023, suponiendo un importante impulso de demanda a corto plazo". 

Turismo 

Por otro lado, el Gobierno considera que "la normalización de la actividad turística en 2022 permitirá la reactivación del sector exterior". Para 2021 se prevé una práctica normalización de las exportaciones de bienes, en línea con el crecimiento de los mercados de exportación previsto para 2021 (8%), "habiendo conseguido minimizar los daños potenciales del Brexit", la 'otra' gran amenaza de la economía española. 

En cambio, no se prevé que el turismo internacional recupere su actividad habitual en España hasta el último trimestre de 2022. Esto va a lastrar a los sectores más perjudicados por la crisis, entre ellos la hostelería y el transporte, que no recuperarán los niveles de actividad previos a la pandemia hasta 2023.

"Particularizando por sectores, la hostelería es el sector más afectado dentro de este grupo de forma que, mientras que el transporte y las actividades recreativas registran en 2022 un nivel de actividad superior al 95%, la hostelería no se espera que llegue al 90% del nivel de 2019", indica el Plan de Estabilidad.