Bruselas

Toque de atención de Bruselas a Pedro Sánchez en la recta final de negociación del plan de reformas que España debe remitir a la UE a cambio de los 140.000 millones de ayudas europeas para reflotar la economía tras la crisis de la Covid. El vicepresidente económico de la Comisión, el conservador Valdis Dombrovskis, ha exigido al Gobierno español una reforma laboral "integral y ambiciosa" para corregir el alto nivel de paro juvenil y la precariedad en el mercado de trabajo.

Noticias relacionadas

"Una reforma integral y ambiciosa del mercado laboral es la prioridad absoluta, ya que el país debe afrontar en serio la dualidad de su mercado laboral y los altísimos niveles de desempleo juvenil", sostiene Dombrovskis en una declaración facilitada a EL ESPAÑOL por sus portavoces y adelantada por El País.

España es el segundo país de la UE con más paro, sólo superado por Grecia. En enero, el desempleo se situó en el 16%, el doble que la media en la eurozona. Entre los menores de 25 años, la tasa es del 39,9%. El nivel de temporalidad se situó en 2019 en el 26,3%, el mayor de toda la UE.

"Las políticas activas de empleo también deben modernizarse, ya que su puesta en práctica no ha funcionado hasta ahora y serán cruciales para ayudar a trabajadores y empresas en el proceso de transformación económica que se supone que debe iniciar el fondo de recuperación", ha insistido el vicepresidente económico.

El aviso del Ejecutivo comunitario se produce justo cuando la flamante vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha reiniciado las negociaciones para derogar la reforma laboral de 2012. Una reforma que cuenta con el aval de Bruselas por considerar que ralentizó la destrucción de puestos de trabajo en lo peor de la crisis de deuda y permitió una recuperación más rápida del empleo cuando la economía remontaba.

La ministra Yolanda Díaz y el comisario Paolo Gentiloni, durante su visita a Bruselas en diciembre Ministerio de Trabajo

La Comisión Europea no sólo se opone a su derogación sino que lleva años reclamando a España que se profundice para reducir la temporalidad, la principal lacra del mercado laboral español. La contrarreforma laboral enfrenta además a Díaz y Unidas Podemos contra la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, que no la ve prioritaria y se sitúa más cerca de las tesis de Bruselas.

En su amonestación, Dombrovskis resalta que España es uno de los mayores beneficiarios del fondo de reconstrucción de 750.000 millones de la UE y por tanto "es muy importante que haga bien su plan (de reformas)". "La economía española sufre debilidades estructurales desde hace mucho tiempo, que la pandemia ha hecho todavía más visibles", apunta el vicepresidente.

El Ejecutivo comunitario admite no obstante que el Gobierno de Sánchez está "muy avanzado" en la preparación de su plan de inversión y reformas. "El diálogo entre las autoridades españolas y la Comisión ha sido constructivo en los últimos meses y esperamos que España pueda presentar su plan en las próximas semanas", asegura el vicepresidente.

Un plan que según recuerda Dombrovskis debe incluir un calendario con hitos y objetivos concretos para la puesta en práctica de las reformas comprometidas. Este calendario es imprescindible porque los diferentes tramos de ayudas europeas sólo se desembolsarán cuando España cumpla las metas prometidas. "La Comisión examinará de cerca los resultados", concluye la declaración del viepresidente.