Sevilla

El campo de Andalucía ha dicho basta. El decreto transición de la Política Agraria Común (PAC) ha sido la gota que ha colmado el vaso con la gestión del ministro de Agricultura, Luis Planas. El sector agrícola ha pedido la rectificación o la “inmediata” dimisión del titular de Agricultura porque, a su juicio, “va de Robin Hood pero es un sicario”.

Noticias relacionadas

Así lo han expresado este jueves en Sevilla las principales organizaciones agrarias de la comunidad: Asaja, UPA, COAG y Cooperativas Agroalimentarias. En una rueda de prensa conjunta, los representantes del sector han escenificado su unión frente a lo que consideran un “atentado” contra Andalucía. “No somos una región más. La reforma que plantea el Gobierno se hace a costa nuestra”, reivindican.

En este sentido, inciden en que su reivindicación “no es una batalla política de gobiernos contra gobiernos ni una batalla de Andalucía con el resto de CCAA”. “Se ha hecho sin consenso y a espaldas del sector” subrayan las organizaciones que lamentan que el ministro haya “ignorado” su mano tendida para dialogar.

Rueda de prensa de los líderes de las organizaciones agrarias de Andalucía.

Reconocen que la cuestión es “conflictiva” pero lamentan que desde el Ejecutivo se haga el reparto desde un punto de vista “solidario”. “Planas lo hace de forma malintencionada”, censuran mientras critican que el ministro haga el papel de “Robin Hood”. “Lo que parece es un sicario porque ataca el elemento principal del tejido productivo: a los agricultores”, inciden desde COAG.

“No todos tenemos las mismas superficies. Existen hectáreas con más valor en la producción y otras con menos” explican lamentando que se intente equiparar el derecho de ayudas por hectáreas. Este planteamiento, a juicio de los afectados, “pone patas arriba al sector”. “Se va a cargar nuestro patrimonio despreciando todas las generaciones que han formado la industria”.

Dimisión de Planas

Por todos estos argumentos, el campo andaluz ha coincidido en pedir la dimisión del también exconsejero andaluz de Agricultura ante su “ataque incomprensible”. “Nunca habíamos tenido un ministro con una posición tan radical y sin diálogo en un sistema democrático”. Afean además que no se haya sentado con el sector, actitud que consideran “impropia” ante el papel que tiene Andalucía en el sector nacional.

“Si le queda algo de conciencia o si conoce al sector como debe conocerlo, debería de dimitir” inciden aquejados también de que el cambio de criterio no recoja “ningún criterio de compensación”. Además de Andalucía, Aragón también se vería afectada mientras que Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura saldrían beneficiadas del criterio planteado.

“Hemos invertido mucho esfuerzo para desarrollar un tejido productivo con garantía para la alimentación”, reivindican desde el campo andaluz. Lamentan así que la reforma no se haya discutido en un marco profesional, sino político. Con todo ello, el sector asegura que retomará las movilizaciones cuando la situación sanitaria lo permita.