El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, Luis Planas, ha celebrado el acuerdo alcanzado durante la madrugada de este viernes por los gobiernos de la UE sobre la nueva Política Agrícola Común (PAC) y ha destacado que con él España ha cumplido todos los objetivos que se había planteado ante la negociación.

Noticias relacionadas

"Para este Consejo veníamos con ocho puntos finales de distinto nivel y distinta importancia y los hemos conseguido todos. Realmente la propuesta de la presidencia alemana respondía perfectamente a lo que planteaba España", ha subrayado en una rueda de prensa tras el acuerdo.

Planas ha recordado que ahora deben comenzar las negociaciones con el Parlamento Europeo para sellar un acuerdo, al tiempo en que ha confiado en que los tres reglamentos que compondrán la futura PAC puedan estar publicados en el Diario Oficial de la UE ya a principios de 2021.

El acuerdo final

A nivel general, el ministro de Agricultura ha recalcado que el acuerdo de esta madrugada supone un "paso adelante muy importante" en la reforma de la PAC que dará a España un total de 47.724 millones de euros en los próximos siete años, una cantidad "más que suficiente para responder a todos los grandes retos" que tiene el sector agroalimentario español.

El titular español de Agricultura ha remarcado que el pacto entre los Veintisiete prevé un equilibrio acertado entre el apoyo a la renta de los agricultores y ganaderos y la nueva arquitectura verde. "El acuerdo final se corresponde exactamente con el esquema que nos habíamos planteado desde el principio", ha afirmado.

Aceitunas

En concreto, ha valorado que el 60% de los pagos directos vayan a estar destinados a la renta básica para la sostenibilidad de los productores y un 20% esté reservado para los nuevos ecoesquemas, que han sido el principal escollo en las negociaciones.

Además, Planas ha explicado que se han aceptado los cambios que España reclamaba con respecto a la ayuda redistributiva, que se haya sumado al olivar en los programas sectoriales que se beneficiarán de un 3% de los pagos directos y que se haya incluido en la lista de sectores elegibles para las ayudas asociadas a la aceituna de mesa.

Ecoesquemas, punto de tensión

Las conversaciones entre los Veintisiete comenzaron el lunes a las 10.00 horas de la mañana. Sin embargo, los ministros sólo debatieron la cuestión todos juntos a mediodía del lunes y desde entonces se dejó espacio a las negociaciones en pequeños grupos de países.

Los llamados 'ecoesquemas' fueron la cuestión que más dividía a las capitales, como dejó claro la ministra de Agricultura de Alemania, Julia Köckner, a su llegada al edificio el martes por la mañana. "En mi opinión, hay dos aspectos vitales: unos ecoesquemas obligatorios son clave. Y segundo, un presupuesto mínimo obligatorio", ha dicho.

El problema se encuentra en que la opinión no es compartida por otros países, situados sobre todo en el Este del bloque (Hungría, Rumanía, Bulgaria o Eslovaquia), aunque también preocupa por ejemplo a Italia. Otros socios ven el 20% como un nivel mínimo e incluso a Países Bajos le gustaría acercarlo al 30%. Finalmente, el umbral elegido para la creación de nuevos ecoesquemas se sitúa en el 20%.

Este umbral mínimo para los ecoesquemas representa, a juicio de Planas, un "acuerdo razonable", puesto que se trata de regímenes adicionales que se suman a la condicionalidad 'verde' obligatoria para acceder a la renta básica y también a las acciones ambientales del segundo pilar.