El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha ofrecido al Gobierno todos los recursos sanitarios de la aseguradora para acelerar el ritmo de vacunación en España. Durante la presentación de resultados de la compañía, Huertas ha incluido en esta propuesta de capacidad de la sanidad privada sus centros de servicio del automóvil, donde se podría realizar el proceso sin ni siquiera bajarse del coche. 

Noticias relacionadas

El directivo ha insistido en que "las vacunas salvarán la economía", recordando que la capacidad de la sanidad privada "es enorme". "Tenemos la logística, la capacidad, y la experiencia para llevarlo a cabo", ha insistido. 

Huertas ha recordado que Mapfre vacunó a más de 3.000 empleados de la gripe el año pasado, "descargando los servicios públicos de salud para otros colectivos".

En un momento en el considera que "las vacunas van a necesitar de todos los recursos a todas horas" para cumplir con los objetivos de inmunidad, el presidente de la aseguradora ha expresado que "desde aquí, ofrezco todos nuestros recursos para vacunar, con más de 700 profesionales en la red de centros sanitarios y más de 40 centros de servicio del automóvil (sin necesidad de bajarse del coche) y, si nos dejaran, vacunando a nuestros propios empleados". 

El directivo, que duda del cumplimiento de las previsiones oficiales al ritmo de vacunación actual, ha insistido en que esa velocidad será la clave para la recuperación económica, que según el servicio de estudios de la aseguradora alcanzará un ritmo del 6% este año. "Las vacunas seguirán llegando, pero la pregunta es si tenemos la capacidad para administrarlas a la velocidad necesaria", insiste.

Ruptura con Bankia

Durante la presentación de resultados, Huertas también se ha pronunciado sobre la ruptura del acuerdo de banca seguros con Bankia, tras la fusión con CaixaBank. "Se ejecutará la acción que está prevista en los contratos. Dadas las circunstancias estamos en la parte previa a las negociaciones para ver los procesos que hay que seguir y, cuando se produzca la integración y la inscripción de los registros en las próximas semanas, iniciaremos el proceso", ha explicado.

En este sentido, asegura que Bankia no ha dejado de vender los seguros de Mapfre en las últimas semanas. "Las cifras se podrán ver en las cuentas del primer trimestre de este año, y Bankia sigue siendo un socio leal colaborando en vender nuestros productos", asegura.

"Una vez se deshoje la margarita de Bankia, analizaremos las oportunidades de mercado que surjan", explican desde la aseguradora, en referencia a posibles nuevos acuerdos de distribución con otras entidades. Sin embargo, descartan que este proceso implique atacar nuevos países o "actividades lejanas a nuestro negocio".

En su informe financiero, Mapfre también ha contabilizado el coste que para la firma tuvo la tormenta Filomena. Aunque aseguran que todavía hay un flujo de información relevante, sobre todo en el ramo de hogar y comunidades, de momento han estimado un impacto neto después de impuestos para todo el Grupo (Mapfre España y Reaseguro) de entre 20 y 25 millones de euros.

Plusvalías y dividendo

Huertas también ha destacado que la firma espera buena plusvalía de la venta de su participación en Rastreator y otros comparadores del grupo, a raíz de la decisión de su socio Admiral Group de desprenderse de estos negocios.

"La inversión en Rastreator fue muy modesta, apenas por encima de los 3 millones de euros. Cuando se cierre la operación tendremos definida la plusvalía, pero vamos a salir contentos, eso ya lo digo", ha indicado durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados anuales.

El presidente de Mapfre ha indicado que, a raíz de esta salida de Rastreator, el grupo quiere ahora entrar en nuevos espacios de innovación. De hecho, ha confirmado que está participando en proyectos que van a entrar en el sandbox financiero español, si bien no ha querido adelantar ninguno. "Estamos en contacto con todo el ecosistema de startups en Europa o Latinoamérica que vinculan soluciones innovadoras al sector", ha explicado Huertas, al tiempo que ha añadido que el grupo está "deseoso de poder innovar".

Por otro lado, ha destacado que "si en el peor año de la economía se ha generado un resultado consolidado de 650,6 millones de euros", eso garantiza que el nivel de suelo del dividendo de la compañía podría estar en el cobrado con cargo a 2020.

En concreto, y según los resultados presentados, el dividendo pagado con cargo al ejercicio pasado habrá ascendido a 416 millones de euros, una vez se haga efectivo el complementario aprobado de 7,5 céntimos de euro. "Esto marcaría ya la línea de nuestra intención; No solo de no bajar más, sino además recuperar el dividendo anterior dadas nuestras capacidades", ha subrayado el directivo, recordando que en los últimos cinco años Mapfre ha repartido más de 5.200 millones de euros en dividendos. 

Respecto a la caída de la cotización de Mapfre en Bolsa, que este jueves desciende más de un 3% en el Ibex 35, Huertas ha dicho que el mercado es "absolutamente" soberano para decidir cuál es el valor que cree que tiene una compañía.

En cualquier caso, ha reconocido que el seguro no es un sector fácil de entender y considera que a veces puede llegar a no ser lo suficientemente explícito dada la complejidad del negocio. Desde Mapfre indican, además, que la capitalización bursátil actual solo representa el 57% del valor patrimonial de la compañía, que supera los 8.500 millones de euros. "Confiamos en que el mercado acabará reconociendo el potencial que tenemos", indican.