Sevilla

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha lamentado este lunes en Sevilla que el diálogo social esté “parado”, exceptuando temas puntuales como la negociación de los ERTE. En rueda de prensa, ha hecho un llamamiento al Gobierno central porque, a su juicio, su función pasa por “dar tranquilidad” a España.

Noticias relacionadas

Así lo ha expresado el sindicalista a su llegada a Sevilla que se ha visto retrasada por las dificultades provocadas por la borrasca Filomena. Acompañado por la secretaria general andaluza, Carmen Castilla, el líder del sindicato ha hecho balance del diálogo social y del papel del Ejecutivo de Sánchez.

Ha reconocido que no puede valorar positivamente las medidas sociales y económicas tomadas porque “hay mucha gente que se ha quedado por el camino”. “Hay centenares de personas que están en la indigencia”, ha subrayado mientras ha asegurado que su organización seguirá trabajando para ayudar a la clase trabajadora.

Al hilo, Álvarez se ha mostrado esperanzado en que hoy se llegue a un acuerdo en la negociación de los ERTE porque “hay que dar tranquilidad al país”. “Vamos a continuar trabajando. Estamos planteando detalles y tenemos que pensar juntos en una perspectiva para salir de esta crisis”, ha explicado.

Pese a centrarse en los ERTE como un instrumento “positivo” ante la crisis de la Covid-19, ha apuntando que otras medidas como el Ingreso Mínimo Vital “no están funcionando”. “El resto del diálogo social está parado desde marzo junto a todas los temas, medidas y mesas previstas”, ha criticado el sindicalista.

“Filtraciones” del Gobierno

En su crítica, Pepe Álvarez ha censurado las “filtraciones interesadas que se hacen desde el Gobierno” en relación a medidas que no llegan “ni al papel”. Ante esta situación ha reclamado a la administración central dejar a un lado la “propaganda” para centrarse en las necesidades de la sociedad y de los trabajadores.

Entre sus peticiones al Ejecutivo nacional, según ha adelantando en la rueda de prensa, ha solicitado que el fondo de reconstrucción se centre en buscar soluciones ante los problemas coyunturales, la subida del salario mínimo interprofesional y que se mantengan los derechos fundamentales de los pensionistas sin ningún tipo de recorte.