Finalmente, los ayuntamientos españoles podrán utilizar y gastar en 2020 más de 3.000 millones de euros correspondientes a su ‘superávit’. Y lo harán después de que el Ministerio de Hacienda haya decidido suspender la regla de gasto.

Noticias relacionadas

Así lo ha indicado María Jesús Montero, ministra de Hacienda. En ‘La Sexta’ ha informado de que el Gobierno aprobará un real decreto-ley (RDL) que permita a los municipios utilizar y gastar estosb remanentes, después de que no prosperara el otro RDL que no fue convalidado por el Congreso de los Diputados la semana pasada.

El departamento lo hará suspendiendo la regla de gasto para 2020, que es la norma que impide a los ayuntamientos aumentar su gasto por encima de un límite determinado y recurrir a sus ‘ahorros’ en la presente crisis. Según ha indicado Montero, su “vocación es que en 2021 también esté suspendida”.

Apoyo de los partidos

En cualquier caso, antes de sacar el RDL adelante buscará el apoyo de "todos los grupos políticos", a los que consultará. Además, ha concretado que el texto que se elabore incluirá el 85% de la normativa prevista en el real decreto que la Cámara Baja rechazó la semana pasada.

De esta manera, la ministra suspende, de forma temporal, la regla de gasto en ayuntamientos tal y como habían recomendado desde órganos como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Cristina Herrero había alertado de que la medida debía paralizarse, además de que había avisado de que la Ley de Estabilidad Presupuestaria, al menos en este campo, necesita una urgente reforma. 

Cristina Herrero, presidenta de la AIReF.

El Ministerio de Hacienda, a través de un comunicado, ha matizado que el RDL también incluirá "prorrogar para 2020 el uso del superávit de 2019 para financiar inversiones financieramente sostenibles, cuyo impacto alcanza los 987 millones. Asimismo, se permitirá concluir en 2021 los proyectos de inversiones financieramente sostenibles iniciados en 2019 y que se estén financiando con superávit de 2018. El impacto potencial podría alcanzar hasta los 621 millones de euros. También se habilita la posible utilización del superávit de 2019 para financiar gasto en 2020, siempre que se cierre este ejercicio en equilibrio presupuestario".

Además, con carácter excepcional se permitirá que las Diputaciones Forales y los Cabildos Insulares de Canarias puedan utilizar el superávit de 2019 para compensar la caída de ingresos en los tributos estatales, una reclamación que las regiones con estas especifidades venían reclamando desde el inicio de la pandemia del Covid-19. 

El decreto incluirá medidas destinadas a "aliviar" a los municipios en peor situación económica. Así, las Entidades Locales en riesgo financiero podrán pagar sus deudas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social con recursos del Fondo de Ordenación.

Sin embargo, esto no supone una solución para el problema de los remanentes de tesorería, que los municipios siguen sin poderse usar. 15.000 millones que se mantendrán sin gastar a merced de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.