Cristina Herrero, presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha participado en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, en la que ha facilitado algunas de las recetas del órgano para que España se recupere de la crisis que le golpea por la pandemia del Covid-19.

Noticias relacionadas

Bajo su punto de vista, la regla de gasto a la que se tienen que atar las Administraciones Públicas no es que deba flexibilizarse “sino que no debe existir. No tiene sentido que se aplique la regla de gasto" en la crisis financiera, ha reclamado, puesto que genera disfunciones en su aplicación futura (tales como márgenes de gasto muy elevados para futuros años, por culpa del incremento de las inversiones públicas obligado por la crisis). 

De hecho, ha matizado que “la regla de gasto requiere cambios en su diseño, en su planteamiento y su medición”, sobre todo en las entidades locales, que no se pueden acoger a la ‘libertad de gasto’ decretada por la Comisión Europea y que sí se aplica en Estado y comunidades autónomas. ¿La causa? La redacción y la fórmula con la que está recogido el límite financiero en la Ley de Estabilidad Presupuestaria. 

Cristina Herrero, presidenta de la AIReF, en el Congreso.

Por lo pronto, los municipios solo se la podrán saltar legalmente siempre y cuando no incurran en déficit. Cabe recordar que varias medidas de las aplicadas durante la crisis del Covid-19 se aplican aprovechando el espacio financiero que aún hay en el superávit de los ayuntamientos, como un mayor gasto social o la gestión de las peticiones del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Herrero también ha alertado sobre la necesidad de tomar medidas en los campos del gasto público y ganar eficiencia. Dichas advertencias provienen de los sucesivos informes que en los dos últimos años hay venido publicando la AIReF sobre las políticas públicas.

Subvenciones y políticas activas de empleo

Herrero ha enfatizado los casos de las subvenciones y de las políticas activas de empleo. “Falta coordinación y coherencia”, ha alertado, al tiempo que ha añadido que no existe una estrategia concreta para ambos capítulos de gasto.

De hecho, en el campo de las política activas de empleo, que se llevan un montante de 6.500 millones anuales de gasto público, ha recordado que no hay herramientas de perfilado para estas políticas ni coordinación en la asignación de itinerarios.

También ha cargado contra el poco peso del Estado en las diversas conferencias sectoriales y su poca eficacia y efecto, incluyen el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Nuevas revisiones

Por otro lado, ha recordado que a lo largo de lo queda de año, el ente presentará nuevas revisiones de políticas de gasto público, tales como los beneficios fiscales, los incentivos a la contratación y gasto hospitalario. En este último campo, ha dejado caer sus primeras críticas: han constatado falta de coordinación en las compras de centros y autonomías, lo cual lleva a una falta de eficacia en este campo.

Por otro lado, Herrero ha explicado que la AIReF posiblemente cambie sus previsiones económicas en las próximas semanas, dado el escenario fluctuante que provoca la crisis.

En cualquier caso, aunque ha admitido que la situación es fluctuante, es necesario que se aborde cuanto antes una estrategia para retomar el camino hacia el equilibrio fiscal. Es decir, de reducción de déficit y de deuda pública.

En este sentido, ha recordado que España entró ya en la crisis con muy poco margen fiscal. Con un déficit estructural y una importante deuda pública por encima del 95% del PIB.