El coronavirus ha puesto en alerta a grandes multinacionales que temen que los parones impuestos como medida cautelar a la expansión del coronavirus puedan afectar a sus cadenas de suministro, dependientes de un sistema global, según el informe 'El desafío actual de la cadena de suministro' elaborado por BDO.

Noticias relacionadas

De hecho, la globalización es, junto a la volatilidad del mercado y la creciente exigencia de los consumidores, el factor que más complica el proceso de producción, según el estudio.

A escala mundial, las industrias que fabrican textiles, bienes de alta tecnología y artículos para el hogar son las que verían más afectada su cadena de suministro, según datos aportados Euromonitor International.

La industria textil tuvo un 54% de participación de la producción mundial en China en 2018, la de productos de alta tecnología un 46% y la de artículos para el hogar un 35%.

"Concretamente en España, el 9% de las importaciones que se realizan llegan desde China (26.908 millones de euros en 2018), según datos del ICEX, por lo que parece inevitable que las empresas españolas se vean afectadas y obligadas a variar temporalmente su cadena de suministro", ha señalado Sergio Esteve, director de Consultoría de BDO.

Afectados en España

Entre los sectores que podrían verse más afectados en la industria española figuran, según BDO, el sector de la automoción, el textil, el petroquímico e incluso el sector juguetero.

En este contexto, BDO establece una serie de pasos que pueden implementar las empresas tras identificar el riesgo en sus cadenas de producción con el objetivo de mitigar las consecuencias.

En primer lugar, considera necesario entender el comportamiento de los modelos disruptivos aplicados a la cadena de suministro y establecer el punto temporal en el que se encuentra la irrupción súbita. A continuación, habría que estimar el impacto inicial derivado de la disrupción para modelar las próximas acciones y evitar daños mayores.

Según BDO, una vez evaluado el impacto inicial y entendido el calado de la situación, el gestor de la cadena de suministro deberá preparar a la organización para la recuperación.

Búsqueda de nuevos proveedores

Esto puede implicar la búsqueda y homologación de nuevos proveedores, encontrar modos de transporte alternativos, determinar qué referencias están disponibles y vender productos construidos a partir de esas referencias.

Las organizaciones dependientes de cadenas de suministro internacionales, además, deberán solucionar otros problemas, como los tiempos de respuestas deficientes o los modelos de cumplimiento ineficientes, según el informe de BDO.

Información sobre el coronavirus: