En un momento tan convulso como el actual, se hace imprescindible definir prioridades y áreas de interés que guíen nuestra actividad. También en cuanto la innovación se refiere, algo que saben bien en la Universidad Carlos III de Madrid que ha dado a conocer los retos más estratégicos de sus investigadores de cara a 2021.

Noticias relacionadas

"Se trata de definir los retos de la actividad investigadora y de enlace con la sociedad", ha explicado Carlos Blanco, vicegerente de Investigación y Transferencia de la Universidad Carlos III de Madrid. "Es un año marcado por la pandemia, que nos ha obligado a hacer y pensar de una manera diferente".

Se trata de retos que responden a los propios objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas y que se engloban en "un marco temporal definido, transversales y que requieren de profesionales multidisciplinares", como ha detallado Blanco.

El propio ejercicio de definición de estos retos, valga la redundancia, es muestra de esta multidisciplinaridad: 73 investigadores de la propia universidad de 57 grupos de trabajo distintos han compartido sus ideas en este documento, a iniciativa del Vicerrectorado de Política Científica de la Universidad Carlos III de Madrid.

Entre estos retos recogidos por la institución madrileña encontramos la Digitalización y personalización de la Salud. "Entramos en un paradigma nuevo: el de la salud personalizada y en remoto, donde la atención médica se adapte a las circunstancias del paciente y no a la inversa", detalla el texto.

Otro reto lleva por título "Europa busca en la ética su diferenciador en IA". Los autores señalan que  "al igual que ya hiciéramos respecto a la privacidad con la aprobación del GDPR, Europa busca ahora consolidar su propia escala de valores en inteligencia artificial".

En tercer lugar aparece "la ciberseguridad que se expande a todos los sectores". La razón de que aparezca reflejada en el documento es que la ciberseguridad va más allá del perímetro de las organizaciones y se ha convertido en un componente esencial de la nueva vida hiperconectada y digital, con nuevas amenazas a sectores críticos y el protagonismo de la IA.

"La fábrica muta de piel: industria flexible, latente y volátil" abre el cuarto bloque de esta hoja de ruta. "Las fábricas y la logística no sólo deben escalar rápidamente en función de la demanda, sino también modificar el objeto de su fabricación de manera flexible y rápida", se indica.

Intermodalidad (para poner al viajero en el centro del proceso y no a las infraestructuras para que modifique sus hábitos en favor de una movilidad eficiente y sostenible) o la reinvención de la educación, el turismo y el ocio (en tanto que los lugares donde ‘suceden las cosas’ se desacoplan de los espacios físicos, ya sean las aulas, el hogar o los reclamos turísticos, todos tendrán buscar fórmulas híbridas) también han sido señalados como objeto de interés por los investigadores de la UC3M.

Finalizando con la lista de prioridades aparecen otros retos como "Economía y Sociedad ‘Contactless’", la "revolución de las materias primas, Biotecnología y nuevos materiales", la "energía: verde, inteligente e intercambiable", además del impacto del teletrabajo en el capital humano.

Presentación estelar

En la presentación de los retos de I+D+i del Vicerrectorado de Política Científica de la Universidad Carlos III de Madrid han participado numerosos rostros conocidos del tejido innovador español.

Entre otras personalidades, a Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Ana Cremades (directora general de Investigación e Innovación de la Comunidad de Madrid).