Nadie se atreve a discutir en estos momentos que la transformación digital es una de las prioridades para muchas empresas. La pandemia por la Covid-19 ha obligado a replantear procesos, mirar al futuro y aprender a pronunciar el verbo digitalizar para perfeccionar la conjugación del verbo competir.

Noticias relacionadas

Pero una tendencia pasa al terreno de la realidad cuando se transforma en datos. Y los datos confirman que, efectivamente, los empresarios españoles saben muy bien hacia dónde deben encaminarse.

Y es que la digitalización como herramienta clave para la reactivación económica de las empresas españolas es uno de los puntos de análisis y una de las conclusiones más destacadas del primer Barómetro #EActíVate para la Reactivación Económica, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

Este barómetro está compuesto por un estudio de indicadores económicos y una encuesta en la que han participado 840 empresas, empresarios, emprendedores, autónomos y trabajadores adheridos a la iniciativa #EActíVate, que cumple un año estos días y que surgió a raíz del estado de alarma para poner en valor y dar visibilidad al trabajo que realizaban empresas, autónomos y trabajadores.

De los datos de este completo estudio se desprende que "la digitalización no es una opción, es una necesidad".

Así, una muestra clara es la aceleración digital de España, que se posiciona por encima de la media europea en rendimiento digital. Además, el 59,9% de las empresas encuestadas afirma que va a invertir en digitalización este año.

En palabras de Paula Llop, responsable de la iniciativa #EActíVate, "hemos querido realizar este Barómetro para ofrecer una visión de la situación económica de nuestro país desde la perspectiva del esfuerzo, de su capacidad de reinvención y adaptación que empresarios, emprendedores, autónomos y trabajadores han hecho en 2020 y siguen haciendo".

Grandes avances

En este sentido, "aunque queda mucho por hacer para la recuperación, nos ha llamado mucho la atención constatar en los datos analizados por el Ivie, los grandes avances en digitalización, innovación y sostenibilidad, pese a los momentos complicados que vivimos".

Por su parte, Joaquín Maudos, director adjunto de Ivie, declara con respecto a los resultados 2020 que "es importante destacar que incluso en un entorno adverso haya empresas que han demostrado resiliencia, adaptándose a las nuevas condiciones y que hayan aprovechado las circunstancias para impulsar una transformación digital".

Rendimiento digital y teletrabajo en España. Fuente: #EActíVate e Ivie.

En definitiva, para impulsar la productividad es necesario apostar por la digitalización. El índice DESI, que mide el rendimiento digital, sitúa a España, con 57,5 puntos, por encima de la media de la Unión Europea (52,6 puntos), tal y como refleja el estudio.

Pero hay ciertas cosas a mejorar. Según los datos recogidos en el Barómetro, solo el 20% de las empresas forman a sus empleados en tecnologías de la información y la comunicación, por lo que el tejido empresarial debe apostar por invertir en estas áreas.

En el contexto de la pandemia, muchas empresas han amortiguado el impacto gracias a la adaptación al teletrabajo. El 48,8% han utilizado el teletrabajo durante el estado de alarma frente al 14,8% que lo hacía antes.

En cualquier caso, el estudio remarca que el año 2020 ha sido clave en la transformación digital del tejido empresarial.

Implantación de banda ancha y ecommerce. Fuente: #EActíVate e Ivie.

Destaca el elevado porcentaje de empresas españolas con conexión de banda ancha fija rápida (82%) y ultrarrápida (62%), también por encima -muy por encima- de la media europea (76% y 46%, respectivamente).

La importancia de acercar la actividad de las empresas a los clientes permite que España se aproxime a la media de la UE en el porcentaje de empresas (no financieras y con más de 10 empleados) que cuentan con página web, un 75%, frente el 77% de la UE.

Además, nuestro país, revela el Barómetro, es la octava economía de la UE con mayor porcentaje de empresas que cuentan con venta online de sus productos y servicios -el 27%- lo que significa estar 6 puntos por encima de la media comunitaria.

El Barómetro incide en que el 20,6% de los establecimientos comerciales afirma que mantendrá el comercio electrónico cuando pase la pandemia.

Patentes y sostenibilidad

Dentro de este eje, destaca que en el año 2020 las empresas han hecho un gran esfuerzo en innovar, ya que el número de solicitudes de patentes aumentó un 8,9% respecto a la cifra de 2019, hasta alcanzar las 1.479, rompiendo la tendencia a la baja de años anteriores.

En el apartado de sosteniblidad, el Barómetro también ofrece una foto fija sobre otro de los sectores llamados a ser capitales en un futuro dentro del ecosistema innovador y tecnológico que, a juicio de los datos, ya no es tan lejano: los vehículos eléctricos.

En este sentido, revela que las matriculaciones de vehículos eléctricos híbridos enchufables aumentaron un 84% en 2020.

La concienciación de la sociedad sobre este aspecto se ve reflejada en el incremento de la matriculación de nuevos vehículos eléctricos en un 43%, siendo la categoría de híbridos enchufables la que mayor incremento de matriculaciones ha registrado, un 84% en 2020.

Superar o no la cifra de negocio de 2020

La encuesta que forma parte del Barómetro #EActíVate para la Reactivación Económica ofrece, además, una visión de cómo encaran las empresas españolas esta época postcovid.

Entre las principales conclusiones, se puede destacar que el 38,5% de las empresas confía en superar la cifra de negocio del 2020 y el 21,9%, al menos igualarla.

Según la encuesta, casi el 20% de las empresas ya ha recuperado la facturación anterior a la crisis y el 19,4% espera recuperarla a lo largo de 2021. Mientras, un 34,2% opina que la recuperación de su cifra de negocios llegará en 2022.

Como visión de conjunto, el 18,1% de las empresas opina que la reactivación de la economía del país se va a producir en 2021, mientras que el 43,6% la retrasa al 2022 y el 38,3% más allá del 2022.

Respecto a las perspectivas de recuperación del empleo en 2021, el 29,5% de las empresas cree que su plantilla aumentará respecto al nivel alcanzado en 2020 y, casi la mitad, el 47,5%, anticipa mantenerla.