Pedalear con entusiasmo juvenil para intentar avanzar al corredor de la Vuelta que encabeza la serpiente; levantar los brazos, ladear el cuerpo y gritar a pulmón abierto mientras las vagonetas de la montaña rusa descienden a toda velocidad; o simplemente dar un relajado paseo por las callejuelas del Clot, el barrio barcelonés donde está ubicada la residencia del grupo Arrels.

Noticias relacionadas

"Es increíble como la realidad inmersiva está incidiendo en nuestros residentes, en su estado de ánimo y en su psicomotricidad", destaca Núria Piquer, gerente de este grupo. Sus residentes, 84 en total, tienen entre 82 y 85 años y un 98% de ellos son dependientes.

La empresa Broomx Technologies, una startup que nació en 2015 en Barcelona de la mano de Diego y Pedro Serrano -conocidos como Serrano Brothers-, Ignasi Capellà, Sergi Lario y Xavi Vinaixa, está posibilitando estos cambios gracias a las imágenes virtuales que envuelven un entorno real, reflejadas a través del proyector MK Player360.

Desde hace solo dos semanas, en Arrels lo están utilizando en cuatro áreas de atención: Ferran Molas es terapeuta ocupacional, realiza estimulación cognitiva a través de proyecciones de videos abstractos que contienen figuras que pululan por el entorno y que los residentes deben localizar; Rosa Liñán (psicóloga) ofrece sesiones de mindfulness que consiguen estados de relajación excepcionales.

Por su parte, Esther Neila (educadora social) se da una vuelta con los residentes, que desde hace un año no salen del centro, por su barrio y lugares conocidos de la ciudad; y la fisioterapeuta Cristina Nieto ha integrado la realidad inmersiva en sus sesiones de psicomotricidad, obteniendo unas reacciones espectaculares de los mayores que participan.

Paliar los efectos sociales de la pandemia

"Hasta dentro de tres meses no podemos ofrecer conclusiones, pero en tan poco tiempo ya vemos avances importantes en nuestros residentes", explica Piquer. No todos los mayores de Arrels quieren o pueden participar de estas nuevas terapias, pero quien lo ha probado ansía con repetir. "Ahora tenemos residentes analógicos pero la próxima generación ya será bastante digital y mucho más exigente tecnológicamente. Así es que hemos de avanzar este camino", alerta Piquer.

"La pandemia se ha cebado en las residencias de ancianos y ha sometido a los profesionales sanitarios a niveles de estrés extenuantes. En Broomx Technologies creemos que podemos ayudar en estos dos ámbitos a través de nuestro sistema de proyección inmersivo único en el mundo", afirma Capellà.

DomusVi Miraflores de Bilbao y el centro del Clot del grupo Arrels de Barcelona son las dos primeras residencias de mayores de España que están aplicando esta tecnología para potenciar la actividad física y mental de sus residentes.

Por otro lado, el Hospital Universitario Vall d’Hebron de la Ciudad Condal y la Fundación Hospital de Olot y Comarcal de la Garrotxa, en Girona, están realizando pruebas piloto dirigidas a mejorar los niveles de ansiedad de sus profesionales, con resultados también muy prometedores.

Realidad inmersiva para el sector salud

Broomx Technologies hizo su entrada en el sector salud en Canadá, a través de un proyecto apoyado por el Ministerio de Sanidad de ese país, destinado a clínicas geriátricas y de enfermos mentales. Las imágenes de realidad virtual inmersiva 4D que se visualizan en espacios reales, sin necesidad de utilizar gafas de visión 3D.

El sistema permite sesiones múltiples sin límites temporales destinadas a potenciar terapias de relajación, de estimulación de la memoria o de psicomotricidad, entre otras aplicaciones. Siguieron en proyectos similares en Estados Unidos y Finlandia, antes de desembarcar en el mercado español.

La startup posee un extenso catálogo de contenidos que no deja de crecer precargado en el proyector, "pero los clientes pueden grabar los suyos y añadirlos a las proyecciones". Es sencillo, asegura Capellà, ya que "solamente necesitas una cámara 360 grados o acoplar en el móvil un adaptador". El sistema es plug&play y los contenidos añadidos permanecen en la red del centro que los ha incorporado.

Las posibilidades en el ámbito sanitario son múltiples. "Estamos recibiendo inputs muy interesantes de los departamentos de oncología, pediatría y salud mental de diversos hospitales. También sugerencias de profesionales dedicados al tratamiento de trastornos mentales, depresiones o discapacidades intelectuales", afirma Capellà, que indica que el siguiente paso se centrará la atención primaria y la salud mental.

Educación y cultura, en el punto de mira

Las aplicaciones de la realidad virtual inmersiva traspasan el ámbito sanitario y ya hay quien piensa en su utilización en la educación, la formación profesional, la dirigida a los empleados o el sector cultural y de ocio.

En este punto, Broomx Tecnologies inicia este mes de abril una colaboración con el Centro de Artes Digitales Ideal, de Barcelona, en la exposición dedicada al pintor simbolista austriaco Gustav Klimt. "Haremos que los niños dibujen sus propias creaciones basada en como ven ellos el estilo del artista, y después esos dibujos cobraran vida a través de nuestro proyector y se desplazaran por el espacio de la exposición", explica Capellà.

El equipo de Broomx Techologies avanza en la aportación de nuevos contenidos y servicios. "Ahora hemos conseguido conectar el proyecto con Google Street, de manera que puedes situarte en cualquier lugar del mundo".

La empresa ha doblado plantilla y facturación en un año difícil a causa de la pandemia, y anuncia una inminente ronda de inversión voluminosa que les aporte “smart money para desarrollar soluciones muy específicas para grupos de clientes muy concretos”, como por ejemplo el ámbito de la neurología y la neurorehabilitación. Paralelamente a su desembarco en el ámbito sanitario español, la compañía continúa creciendo en Asia, Canadá y Estados Unidos.