España se vuelve a poner en cabeza en la construcción naval en Europa. La construcción de buques, fragatas o navíos de pesca es un arte cada vez más tecnológico en el que IA, robótica o IoT se han convertido en herramientas imprescindibles. Tecnologías que mejoran sus capacidades con la implementación del 5G.

Noticias relacionadas

El astillero que Navantia tiene en Ferrol es el primero de Europa que utiliza las nuevas redes móviles de súper alta velocidad 5G para modernizar sus procesos y operaciones de construcción y reparación de buques.

En colaboración con Telefónica ha desplegado una red privada dedicada de cobertura 5G con frecuencias en 3.5 GHz y bandas milimétricas 26 GHz, además de un centro de edge computing. Alta capacidad y bajas latencias de las redes que no tendrá que compartir con usuarios particulares.

Un gran paso adelante para conseguir el Astillero 4.0 que habilita la capacidad de ejecutar en tiempo real y con baja latencia las aplicaciones de los casos de uso como la realidad aumentada o el modelado 3D.

Con la implementación del 5G, Navantia pone en marcha nuevas aplicaciones tecnológicas que convertirán el astillero de Ferrol en referencia mundial en la construcción de fragatas de última generación. Para ello cuenta con la asistencia de empresas como Idronia, Cinfo y Ericsson.

El 5G permitirá la asistencia técnica remota mediante realidad aumentada y modelos 3D para diagnóstico y soporte. Hasta ahora cada vez que se avería una pieza importante era necesaria la presencia 'in situ' de un especialista, lo que provocaba días de interrupción con la consiguiente pérdida de competitividad.

La asistencia en remoto, gracias al 5G permite que - mediante técnicas de realidad aumentada que superponen en videoconferencia modelos 3D de la máquina e indicaciones gráficas- "un operario local no especializado pueda realizar tareas de reparación o mantenimiento con la asistencia de un especialista remoto y así reducir el tiempo de parada de la cadena industrial", explican desde el astillero.

Los ingenieros de Navantia diseñarán los nuevos modelos de manera más inteligente. Gracias al 5G "podrán visualizar piezas virtuales en un entorno real para verificar, dentro de un escenario real, cómo van a quedar los trabajos de construcción que se han diseñado, antes de proceder a su fabricación y a la planificación del montaje".

De esta forma "se podrá detectar de forma temprana la posible inconsistencia en el diseño, con el importante ahorro de tiempo y recursos que ello conlleva".

Esta iniciativa de Telefónica y Navantia forma parte de la primera convocatoria de subvenciones para impulsar el 5G del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es con fondos Feder.